Connect with us

Noticias en Español

El cantante español que no renunció a la pluma ni a los kilos de más

Enrique Ramil ha iniciado una nueva etapa de su carrera en Miami

Published

on

Enrique Ramil (Foto cortesía de Enrique Ramil)

MIAMI — El día que Enrique Ramil conoció a Michelle Visage, cantante y jurado de “RuPaul’s Drag Race”, marcó un antes y un después en su vida. Él cantaba en una calle de Londres cuando ella se detuvo a escucharlo y lo evaluó con esa firmeza que la caracteriza. Antes de despedirse, le dio un consejo que sería definitivo para él: “permítete dar el siguiente paso”.

Y lo próximo fue el regreso a su tierra natal, España, luego de dos años como cantante callejero en la capital de Inglaterra, donde llevaba una vida bohemia. A su regreso participó como corista en “La Voz” y “La Voz Kids” hasta que decide presentarse a “Factor X” (España) donde llega hasta las semifinales.

Ramil era ya un veterano de los concursos musicales en televisión, pues había participado con antelación en “La Batalla de los Coros” (2009), “Tú Sí Que Vales” (2010) y “Operación Triunfo” (2011). Pero no es hasta 2020 que conquista la segunda edición del show “Tierra de Talento”, ganándose la admiración del jurado y de buena parte del público español. 

Sin embargo, su recorrido por los estudios de televisión no estuvo exento de comentarios ni de actitudes homofóbicas. 

“Por ejemplo en el segundo show en el que estuve en España no me dejaban ni pintarme las uñas, ni maquillarme”, cuenta Ramil en entrevista exclusiva con el Los Angeles Blade vía Zoom. “Querían que yo fuera el ‘Michael Bublé hispano’, por así decirlo y solo en la última gala me dejaron pintarme las uñas de negro”. 

Ramil soportó que le dijeran en vivo en televisión nacional que debía esconder su “feminidad” para llegar al gran público o que “no tenía que ser tan evidente”, en clara referencia a su condición gay.

Por momentos, se planteó meterse de nuevo en el clóset, pero esa solución pesaba demasiado cuando se ha salido del armario a los 12 años. Al final, Ramil jamás renunció a ser él mismo: un gay con sobrepeso que le encanta maquillarse, usar joyas extravagantes e interpretar con mucho drama a las divas de la canción española, aunque eso significó el cierre de muchas puertas en ese entonces. 

“También me han criticado que debo bajar de peso, pero no considero que tenga que adelgazar para triunfar. Siempre he dicho que voy a triunfar con los kilos que tenga. Si no triunfo no va a ser por los kilos ni por la pluma”, reconoció.

Ramil consideró que no encajar nunca en ningún canon preestablecido le ha dado la libertad que disfruta ahora.

“Si se cierra una puerta porque ‘tengo pluma’ es porque no era mi puerta.  Ahora me he dado cuenta que el premio a no haberme modificado para encajar en un patrón ha hecho que ahora esté donde estoy, porque buscaban un ser único. Vaya que soy como un perro verde. De repente con este físico, unido a mi discurso e imagen ya soy una declaración con patas, aunque no hable. Me ven llegar y ya saben lo que hay y eso a la larga me ha venido bien”, dijo.

Ramil, 36, ha dedicado 16 años de su vida a la música. A los 20 años salió de Ares, un pueblo de 5000 habitantes en La Coruña, hacia Madrid, donde estudió canto, danza y teatro musical para perder el miedo escénico que lo saboteaba cada vez que se subía a un escenario. 

Además de la formación académica, alguien más lo ayudó a vencer sus temores: Coco Mandala, una drag queen a la cual le dio vida durante cinco años. Aseguró que dejaron de temblarle las piernas porque estaba detrás del personaje. 

Ramil, Coco y Jazz Kidding, una banda que los acompañaba en vivo, llenaron teatros con un repertorio de boleros, jazz, tangos y muchos otros géneros. 

“Fue muy divertido”, rememora. “De esa época tengo muy buenos recuerdos, pero llegó un momento que ya había aprendido todo sobre el personaje y tampoco me veía identificado al cien por cien. Yo quería ser recordado como yo mismo el día de mañana”. 

Ramil “suicidó” a Coco en un teatro de La Coruña el 20 de noviembre de 2019. En la primera parte del espectáculo cantó Coco y en la segunda Ramil tomó el mando, para darle el adiós definitivo a su otra mitad. 

“En ese momento me di cuenta que estaba separando dos mundos que me gustaría que estuvieran juntos”, cuenta al Blade. “Ahí empezó mi investigación con el maquillaje, con la ropa no tan marcadamente masculina. Yo tenía la idea de que los hombres gordos tenían que vestirse como para ser invisibles, nos venden mucho eso; que no podemos usar flores, colorines o rayas, y no es real”. 

Desde entonces, Ramil no es indiferente para nadie cuando se sube a un escenario y no solo por su aspecto andrógino. Sus cualidades vocales lo hacen imposible de encasillar en algún género o vertiente musical. 

“Yo bebo del gospel, del jazz, del soul, del flamenco, que se nota en mi forma de cantar”, dijo. “Entonces, al final creo que se trata un poco de eso: de mezclar sin prejuicios”. 

Ramil ha grabado cuatro álbumes discográficos, más de 15 videos musicales y puso su voz para la banda sonora del orgullo gay de Barcelona en 2012 con el tema believe in love (“cree en el amor”). 

(Foto cortesía de Enrique Ramil)

‘Un niño de 36 años que cumple sus sueños’ 

Tras su éxito en España, Ramil decide conquistar otros mercados. Como parte de un contrato con AGTE Live Entertaiment, se desplaza a Miami, donde actualmente se encuentra grabando nuevas canciones y videos. 

Durante su estancia en EEUU ha colaborado con Erika Ender, Yasmil Marrufo, Ángel Pututi, Johan Morales, Juan Mari Montes, Julio César Rodríguez, Linda Briceño y Mario Cáceres, artistas que han recibido Grammys Latinos.

“Me parece una verdadera fantasía estar trabajando con toda esta gente”, dijo. “El único que no tiene Grammy soy yo. Ahora mismo soy como un niño de 36 años que ha tenido la suerte de estar cumpliendo los sueños que tenía cuando era aún más niño”. 

Como parte de la internacionalización de su carrera, ha tenido un acercamiento con la cantante boricua Olga Tañón y algunas reuniones con el colombiano Juanes. 

“Pronto habrán más sorpresas”, adelantó.

En esta nueva etapa de su carrera, ha estrenado los sencillos “Mentira” y “Prefiero Ser la Otra”, este último con más de dos millones de reproducciones desde su estreno en YouTube el primero de abril de este año. 

Sobre este tema, que ha sido considerado por la crítica como su canción más atrevida, Ramil comentó que le pareció muy interesante ponerse en el lugar de una ama de casa, de una mujer a la cual están engañando. No quiso cambiar ni un ápice de la letra, pues su “masculinidad no es tan frágil como para estropear una obra de arte”. 

La canción es un tema de señora de telenovela y eso a mí me encanta”, señaló.

De momento, el público ha recibido con agrado estas nuevas propuestas. Según declaró al Blade, pretende recopilar en un disco todos los nuevos singles que irá lanzando a medida que los proyectos por venir y las colaboraciones se materialicen. 

“Estamos buscando que todo tenga el mismo concepto. Quiero que el sonido Ramil sea consistente y que el mensaje tenga una lógica, que no sean temas simplemente aislados y que lo único en común no sea que yo los cante, que haya más cosas”.

Ramil quiere en un futuro no muy lejano grabar en inglés para acercar su música al público anglosajón. Además, concentra sus esfuerzos en hacer realidad tres de sus metas profesionales: un dúo con Lady Gaga, al menos un Grammy y un concierto en un escenario gigantesco con una banda y un coro acompañándolo.

“Yo conocí a Lady Gaga cuando estaba en Londres cantando en la calle”. dijo. “Me dijo que todos éramos iguales y que si ella lo había conseguido, que era posible, que ella era tan humana como yo, que mi admiración por ella no me hiciera pensar que yo no era capaz. Todavía me emociono cuando recuerdo eso”. 

De aquellos encuentros londinenses con Gaga y Visage, Ramil sacó la determinación para crecerse, pero también recuerda con picardía alguna que otra proposición “indecente” que le hicieron. 

“Cuando ponía la foto con Michelle en las aplicaciones de ligar unos se mostraban admirados porque la había conocido, mientras otros me preguntaban si éramos una pareja buscando sexo juntos”, ríe. “Tuve que quitarla porque me escribía gente rara”.

(Foto cortesía de Enrique Ramil)
Continue Reading
Advertisement

Noticias en Español

TransCuba trabaja para asistir a personas trans durante la epidemia de covid-19

Grupo brinda asistencia en todo el país

Published

on

Activistas de TransCuba (Foto cortesía de Facebook)

Tremenda Nota es el socio mediático del Los Angeles Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 24 de agosto.

LA HABANA — La Red TransCuba, la mayor organización que agrupa a personas trans en Cuba, realizó un taller la pasada semana con activistas y se mantiene trabajando en sus proyectos, a pesar de la epidemia de covid-19.

Desde el 19 de agosto y durante algunos días se reunió un pequeño grupo de activistas para debatir problemas que afectan a las personas trans, en particular referidos a la atención de salud. Según publicó la red en su página de Facebook, se discutieron las “insatisfacciones” con el acceso y la calidad de esos servicios.

Este lunes, el taller se dedicó a la situación de las personas trans seropositivas al VIH/Sida y trataron específicamente de la “adherencia” al tratamiento antirretroviral, de la prevención de salud en las comunidades y también se refirieron al acceso a servicios de orientación jurídica.

Angi Castillo Quiñones, una directiva de TransCuba, detalló que las reuniones están dedicadas a “empoderar a los representantes de cada grupo de trabajo de la red por municipios”.

La situación sanitaria derivada de la pandemia ha limitado el accionar de los distintos grupos de activistas en el país. El colectivo de TransCuba ha venido gestionado iniciativas acordes a esta nueva realidad, con el objetivo de brindar soporte a sus miembros para futuras acciones.

Castillo Quiñones dijo a Tremenda Nota que una de las principales líneas de trabajo de la red se enfoca en el posible impacto de la covid-19 en “poblaciones claves” de la comunidad trans, entre ellas, quienes viven con VIH/Sida.

“En todo el tiempo de la pandemia la red (TransCuba) no ha dejado de trabajar. Claro, no al 100 por ciento. Pero para mantener nuestro compromiso de acompañamiento y visualizarnos hemos montado un buró de entrega de condones, lubricantes, materiales de promoción y realizamos pruebas rápidas todos los días. Los fines semanas alternos hemos estado entregando estos insumos también en el Parque de la Fraternidad. Y, las provincias que pueden hacer algunas acciones según las restricciones, también tienen sus burós de acompañamiento”, agregó Castillo.

La situación económica de las personas trans ha empeorado durante la epidemia. Al respecto, la organización gestiona ayudas para quienes necesitan regresar a sus lugares de residencia. También distribuyen “módulos de alimentos y alimentos cocinados”.

Recientemente Malú Cano, coordinadora nacional de TransCuba, inició un proyecto para la atención de personas trans mayores de 40 años en situación de desventaja, “sin dejar atrás a nadie, pero con énfasis en ellos”. Según detalló a Tremenda Nota, “la iniciativa de elaborar alimentos para los grupos vulnerables de la red es posible gracias a una cotización mensualmente de los miembros”.

“Los fondos eran finitos pues era fondos de la membresía. Los proyectos de colaboración internacional no tienen presupuestos para esas ayudas, por lo menos los que tenemos nosotras”, explicó Castillo Quiñones.

De igual manera, la red ha estado colaborando con la donación de “insumos no perecederos y de acero” para la provincia de Holguín, una de las más afectadas por la covid-19, y antes de culminar el mes de agosto se proponen enviar ayuda a 32 personas trans de la ciudad de Matanzas.

“Hacemos todo a nuestro alcance y con la mejor disposición, pero el problema es nacional y en todas las poblaciones”, comentó la Castillo.

TransCuba enfatizó a Tremenda Nota que cualquier persona interesada en contribuir con estos proyectos puede ponerse en contacto la red a través de sus páginas en las redes sociales.

“Nosotras no tenemos personalidad jurídica todavía, por ende, radicamos en el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), pero las personas pueden comunicarse conmigo al +53 59922724 y con gusto lo que se pueda aportar lo estaremos entregando y dando los créditos en total transparencia”, concluyó Castillo Quiñones.

Continue Reading

Noticias en Español

‘Ser hombre va más allá de tener genitales’: Carlos y Niurka, una familia LGBTQ en Cuba

‘Yo vivo orgulloso’

Published

on

Carlos Hernández (Foto de María Lucía Expósito)

Tremenda Nota es el socio mediático del Los Angeles Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 27 de agosto.

LA HABANA — “Tengo muchísimas amistades que me llaman como Carlos, tengo otros allegados como mi familia que me aceptan, pero no se acomodan totalmente a la idea de que no es Diana, sino Carlos”, dice.

“Empecé en la transición hace tres años, siempre había tenido el deseo de estar bajo tratamiento. Comencé gracias a un grupo de amistades que tenía conexiones con la Cenesex (Centro Nacional de Educación Sexual). Hasta ahora he visto muchos cambios en mi cuerpo”, relata.

Carlos Hernández tiene 32 años y no tiene ningún problema con mencionar su nombre legal, aunque nadie se lo pregunte. El nombre antiguo está tan superado que no le preocupa mencionarlo.

Su mamá es la única que insiste en llamarlo Diana y le ha dicho que empezará a llamarlo Carlos cuando haya podido cambiar su nombre en el registro civil. Este argumento se lo inspira una transfobia agonizante, prácticamente derrotada. Ninguna institución tiene la facultad de hacer de Carlos un Carlos legítimo. Sin embargo, el Estado cree que tiene ese poder y para ejercerlo cuenta con oficinas, juristas, médicos, tribunales. Gente como la madre de Carlos, que no entiende bien que el género es otra norma, se excusa con esto.

“La última vez que insistí en buscar trabajo para el Estado me miraron de arriba a abajo cuando vieron mi carnet, me juzgaron por el tamaño”, cuenta Carlos. “Desistí y comencé a trabajar en el sector independiente y así nadie me reprime. Como trans, lo primero que yo desearía no es casarme como una Diana sino como un Carlos, cambiarme el nombre”.

Aunque el matrimonio parece la gran demanda de los colectivos LGBTIQ+ y ha sido el caballo de batalla del activismo, hay mucha gente como Carlos pensando más en derechos laborales o en el respeto al género de las personas trans. Hasta ahora, estos reclamos ni siquiera están en el gran debate público.

Cuando se aprobó el Código de Trabajo, en 2014, quienes legislaron decidieron que quedaba prohibido, a la hora de contratar, discriminar a nadie por su orientación sexual. Sin embargo, algunos diputados se negaron a incluir a la identidad de género en la lista de argumentos usados para descalificar a una persona que busca empleo. La ley entró en vigor con esa falta.

(Foto de María Lucía Expósito)

Carlos coordina una red de activistas afrodescendientes y vive con Niurka. Se conocen desde la adolescencia. Pasaron años desde que volvieron a verse decidieron tener una familia. Niurka tiene un hijo. Ha vivido como una mujer heterosexual. Insiste en que sigue siéndolo, aunque la transfobia general se empeñe en considerarla lesbiana.

“Nunca había tenido una relación con alguna otra mujer, de hecho me gustan los hombres. Por eso estoy con Carlos, porque él realmente lo es”, dice.

“Para mí ser hombre va más allá de tener genitales. Él tiene conceptos, principios y otras cualidades muy bonitas. Creo que debería ser un ejemplo para otros hombres”, opina.

“Luego del reencuentro, sin muchos rodeos, me aparecí en su casa con el niño y punto. Ya vamos para dos años de relación”, cuenta Niurka.

“El niño me dice tío, a veces me dice papá. Soy partidario de no imponer las cosas. Yo vivo orgulloso de esta familia”, dice Carlos y sonríe.

Continue Reading

En Espanol

La Iglesia Metodista en Cuba se declara contra el matrimonio LGBTQ

Reclama una ley que garantice la libertad de culto

Published

on

(Foto de Tremenda Nota; Facebook de la Iglesia Metodista en Cuba)

Tremenda Nota es el medio socio del Los Angeles Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 26 de mayo.

LA HABANA — La Iglesia Metodista en Cuba, como hicieron recientemente otras iglesias cristianas, publicó este martes una declaración oficial contraria a la implementación del matrimonio LGBTI+ en el Código de las Familias, entre otros temas.

El comunicado de los metodistas afirma que “la propuesta del matrimonio igualitario, producto de la Ideología de Género, es totalmente incompatible con la historia, los valores culturales y el pensamiento de los fundadores de la identidad nacional” y que “independientemente de sus creencias religiosas, todos los hombres y mujeres tienen el derecho a disfrutar y a conformar una familia natural, según el modelo del diseño original”.

La declaración, firmada por el obispo Ricardo Pereira Díaz y por Tania Aguilera Sardiñas, la secretaria de la Conferencia Anual metodista, señala que el gobierno cubano “está articulando una campaña de sensibilización hacia el matrimonio y la unión consensual igualitarios”, pero también “estigmatiza a quienes piensan diferente, como opositores al proyecto de nación que se intenta construir”.

Sobre esta última afirmación, Tremenda Nota no encontró ninguna evidencia en los medios oficiales ni en las declaraciones públicas de funcionarios gubernamentales.

Los metodistas agregan que “no se ofrece a la población toda la información referente al contenido real de estas prácticas [¿sexuales?] y las consecuencias nefastas que su legalización pudiera producir en la sociedad”.

Esta declaración, como la que publicó recientemente la Convención Bautista de Cuba Occidental, reclamó el derecho “a contar con una educación que reconozca el derecho de los padres a determinar el tipo de enseñanza que desean para sus hijos en cuestiones de sexualidad, en correspondencia con los principios bíblicos, el sexo biológico y la responsabilidad social”.

Los metodistas recuerdan, como hicieron los bautistas, que no existen en Cuba “instituciones alternativas educacionales”.

Esta petición es una respuesta a la Resolución No. 16/2021, del Ministerio de Educación, que establecer un programa de educación sexual integral con enfoque de género.

La resolución, firmada en febrero de este año por la ministra Ena Elsa Velázquez Cobiella, menciona “el respeto a la diversidad sexual, como fundamento ético y de protección de los derechos de las personas y de rechazo a prácticas y comportamientos homofóbicos, transfóbicos e inhumanos en relación con la diversidad sexo-genérica y en particular las discriminaciones por diversidad corporal, color de la piel, orientación sexual e identidad/expresión de género”.

La declaración metodista manifiesta además “preocupación” con la implementación de leyes a favor de la comunidad LGBTI+ porque promoverían “la persecución y enjuiciamiento de quienes difieran de los postulados de la ideología de género”.

“En la lucha contra la discriminación, la discriminación no puede resultar la abanderada: toda vez que las propias normativas que se predican como ‘inclusivas’ contienen, en su esencia, la simiente máxima de la discriminación, al señalar como ofensiva toda postura diferente”, dice el documento.

Los metodistas aprovecharon para solicitar al gobierno “una legislación que desarrolle y proteja el derecho a la libertad de creencia y culto”, porque “este vacío legislativo imperante ha permitido a los partidarios de la Ideología de Género criminalizar nuestra defensa del diseño original de la familia, el matrimonio y la identidad humana”.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Follow Us @LosAngelesBlade

Sign Up for Blade eBlasts

Popular