Connect with us

En Espanol

Espacios seguros para la comunidad LGBTQ+ en El Salvador

DIKÉ tiene dos centros comunitarios en el país

Published

on

(Foto cortesía de la página de Facebook de DIKÉ)

SAN SALVADOR, El Salvador — El Centro Comunitario de DIKÉ en San Salvador es una clínica de salud transgénero con espacios colectivos como salas para charlas y diversos cursos, atención psicológica, espacios de esparcimiento, dormitorios y cocina, para quienes necesiten una asistencia de hogar temporal.

La clínica del centro comunitario que funciona desde el año 2014 tiene lo que el Ministerio de Salud exige, de acuerdo con las palabras de Modesto Mendizábal, regente de la clínica y coordinador de proyectos de DIKÉ, expresó al Washington Blade. Además, agrega que son miembros de la Asociación Mundial de Profesionales de Salud Transgénero, la WPATH según sus siglas en ingles. 

Uno de los beneficios para los usuarios que acuden a la clínica de DIKÉ es que trabajan bajo un fondo rotatorio, el cual consiste en dar los medicamentos a un bajo costo, Madeline Méndez, coordinadora de comunicaciones de la organización explica al Blade. Todo esto depende de la capacidad económica que tenga la persona; además se invierten aproximadamente doscientos dólares por semana, pero sus usuarios solo pagan una pequeña cantidad. 

Se hace una valoración de las personas que acceden a los beneficios de la clínica, en su mayoría son personas de escasos recursos, pero también llegan algunas personas con “sus comodidades” explica Mendizábal; el principal requisito es que tienen que ser mayores de 18 años. 

El día de la inauguración del centro, Katherine Susman, subdirectora de Programas del Comité Internacional de Rescate (IRC) y donante al centro DIKÉ, explicó en sus palabras que los usuarios determinan ¿Qué quieren aprender?, ¿Qué quieren hacer?, o cómo es la prevención de violencia para ellos, de esta manera mitigan el riesgo de violencia basada en género y crean lazos entre las personas. 

De acuerdo con los registros de la organización, el centro recibe en promedio 170 visitas de usuarios en el mes. 

“Lo que atrae a más personas es la terapia psicológica”, comenta Méndez. 

Explica que las personas necesitan este apoyo, sobre todo las personas trans, ya que es un espacio en donde no serán estigmatizadas y pueden estar seguras. Este servicio puede ser tomado como terapia individual, terapia de pareja, terapia familiar y grupos de apoyo.

“El centro de atención es 24/7, a la hora que venga un usuario es atendido, siempre estará alguien para recibirle”, expresa Catalina Ayala, anfitriona del Centro Comunitario de DIKÉ. 

Algo importante que el equipo de DIKÉ quiso enfatizar es que cuentan con el área en donde se puede coordinar servicios legales también, el programa de protección y anti-violencia. El cual atienden aproximadamente cuatro personas al mes, en la cual se da acompañamiento a las personas que necesitan asistencia legal, problemas familiares y emocionales, por lo que trabajan muy de la mano con la asistencia psicológica y el albergue.

(Foto cortesía de la página de Facebook de DIKÉ)

Escuela Rivera Johnson 

En DIKÉ esta escuela ha funcionado desde 2015, se han trabajado diversas capacitaciones en especial con el Ministerio de Justicia. 

“Las directoras de las unidades de género del ministerio se reúnen acá para trabajar de la mano con nosotros”, menciona Mendizábal. 

Se han realizado capacitaciones aproximadamente a 4 mil personas del sector justicia, entre los que el equipo pudo mencionar policías, personal de migración y extranjería, también el personal de centros penales, con los que trabajaran un censo de personas LGBTQ+ en centros penales.

Dentro de esta escuela tienen módulos de sensibilización para comunicadores, para médicos y enfermeras, para abogados y para profesores. Los cuales estarán disponibles para descargar de acuerdo con la especialidad del interés. 

Diversos colectivos también hacen uso de esta instalación para compartir capacitaciones dentro de la misma modalidad de la Escuela Rivera Johnson, entre ellos están Espacio Joven, Espacio Seguro, la Casa Rosada y además, el grupo de voceros y voceras de salud sexual y reproductiva.

Artefacta acercando la cultura a las personas LGBTQ+ 

Este programa que se desarrolla a través de una agenda anual, la cual arranca luego de todas las actividades del mes del orgullo LGBTQ+, esto con el fin de no perder el entusiasmo de las personas al participar del colectivo en actividades.

Una de las acciones que coordina Méndez, es la visita a museos, sitios arqueológicos, entre otros; teniendo como objetivo que, a través de las vivencias, las personas LGBTQ+ se lleven nuevos conocimientos de la cultura. 

A las actividades acompaña siempre la psicóloga de DIKÉ para dar motivación de lo que se vive en cada lugar que visitan. 

“Durante la pandemia nos mantuvimos activas con una actividad denominada Cuentos Cortos, la cual tuvo premios en efectivo y reconocimientos a los primeros tres lugares”, comenta Méndez. 

“Artefacta lo que busca es hacer actividades no convencionales como festivales de cines, sino que se vea la inclusión real, de participar de actividades en lugares donde nunca te han llevado”, agrega Mendizábal. 

A través del ecoturismo y el coaching psicológico, este programa pretende innovar un servicio para la población que no suele ser prioritario para otras instancias que trabajan con la comunidad LGBTQ+. 

Investigaciones en favor de la población LGBTQ+

Caleidoscopio es el área de investigación que dentro de la organización ha funcionado desde 2012, han trabajo tanto en proyecto propios como en asocio con otras organizaciones. 

“El primero que trabajamos fue con el PNUD (Programa de las Naciones Unidad para el Desarrollo), en el Diagnostico de Mujeres Trans”, explica Mendizábal. 

A partir de esta investigación fue que se formó la Mesa por una Ley de Identidad de Género en El Salvador, en la cual participó, Verónica López, ex integrante del equipo de DIKÉ. 

De acuerdo con Mendizábal, están trabajando con un estudio cada año; el más reciente es uno que realiza Gabriel Fernández, abogado y director pro-derechos y antiviolencia de DIKÉ. 

“Se está trabajando en un estudio de casos de crímenes por odio que se han dado a partir del 2015, año en que se realizó la reforma del código penal”, asegura Fernández al Blade. 

Aclaró Fernández, que no se pretende invisibilizar los casos de los años anteriores a la reforma, pero el enfoque de la investigación está dirigido a los casos que se han dado luego de la existencia de este agravante, para así poder determinar si se ha cumplido o esto ha quedado solo en el papel. 

De esta manera con la investigación pretenden determinar los factores que influyeron a que únicamente han existido tres casos en los que se han logrado juicios y al mismo tiempo el proceso debido tomando en cuenta la reforma. 

Estos resultados se darán a conocer a través de las redes sociales de la organización, bajo el proyecto de incidencia, como también la investigación que realiza Luca Rodríguez, director de investigación de DIKÉ, la cual trata sobre “La Población LGBT Frente a la Seguridad Pública”, para conocer los casos de violencia que existen de parte de las instituciones de seguridad pública, hacia la población LGBTQ+. 

El trabajo de esta organización desde las diferentes áreas y programas es una muestra de lo que la constancia y el interés de trabajar por su población genera buenos resultados, cuentan con un centro comunitario en la zona occidental en Santa Ana, ahora también en San Salvador para la zona central, se espera que el próximo año puedan tener uno en la zona oriental del país en San Miguel. 

“Puede que seamos la organización programáticamente más grande, tal vez no la más reconocida y con más dinero, pero si estamos bien organizados, y a nivel de estructura esperamos tener cuatro espacios a nivel nacional”, finaliza Mendizábal. 

(Foto cortesía de la página de Facebook de DIKÉ)
Continue Reading
Advertisement
FUND LGBTQ JOURNALISM
SIGN UP FOR E-BLAST

En Espanol

Ni insultos ni amenazas impiden desfilar a la población LGBTQ+ en Honduras

Se celebran el 201 aniversario de la Independencia del país

Published

on

Reportar sin Miedo es el socio mediático del Washington Blade en Honduras. Esta nota salió en su sitio web el 15 de septiembre.

TEGUCIGALPA-SAN PEDRO SULA, Honduras — A pesar de las amenazas repetidas durante toda la semana de impedir la participación diversa en los desfiles patrios, las poblaciones LGBTI+ de las principales ciudades de Honduras se hicieron presentes hoy en las marchas para celebrar el 201 aniversario de la Independencia del país. 

Tanto en Tegucigalpa como San Pedro Sula, integrantes de organizaciones diversas hondureñas hicieron el recorrido desde el final del bulevar Morazán hasta el Estadio Nacional, en la capital Tegucigalpa, y desde la tercera avenida y séptima calle hasta el Estadio Morazán, en San Pedro Sula.

Bajo el brillante sol de la capital de Honduras, organizaciones LGBTI+ como Kukulcán, Arcoíris y Muñecas de Arcoíris marcharon mientras a su lado también lo hacían las bandas marciales de los institutos capitalinos de secundaria.

“No podíamos faltar”, dijo Pepe Palacios sobre la participación de la diversidad sexual en los desfiles por los más de doscientos años de emancipación política. “Hemos estado desde el 15 de septiembre de 2009, la población LGBTI se manifestó en contra de golpe de Estado. Tenemos 13 años de hacerlo”.

En el evento no faltó el brochazo político de los grupos de apoyo al Partido Libre y a la presidenta Xiomara Castro, quienes llegaron armados de las conocidas banderas rojas de su instituto político.

Mientras tanto, en San Pedro Sula, hacia las diez de la mañana el desfile parecía pertenecer exclusivamente a Libre y a los colegios de secundaria como el instituto José Trinidad Reyes.

Pero en San Pedro Sula no sólo se escucharon los ritmos de moda al son de los tambores y las liras. En medio de las bandas de los colegios se pudo ver a pequeños grupos de garífunas que interpretaron sus ritmos ancestrales.

En esta ciudad del norte de Honduras había dos escenarios, uno frente al parque central y otro en la Plaza de las Banderas, en el estadio Francisco Morazán, donde el alcalde Roberto Contreras y otros funcionarios estaban sentados.

Las organizaciones LGBTI+ de Tegucigalpa impusieron su presencia en los desfiles. Llegaron ondeando banderas diversas al estadio Nacional desde las ocho de la mañana.

Políticos + LGBTI + feministas

En el estadio Nacional en Tegucigalpa se hallaba el estrado principal ocupado por la presidenta Xiomara Castro junto a reconocidos funcionarios de su gobierno, como su esposo Mel Zelaya, su hijo Héctor y el presidente del Congreso Luis Redondo.

En la capital, lxs integrantes de los colectivos diversos de la capital desfilaron llevando con orgullo las banderas y otros distintivos que lxs representan.

Además de los grupos diversos de Tegucigalpa, en el desfile de Independencia estuvieron presentes lxs integrantes de las organizaciones feministas como Somos Muchas. Lxs feministas acudieron al evento llevando en sus muñecas coloridos distintivos y pañoletas verdes.

Para el miembro de la población diversa Ricardo Montes, la participación LGBTI+ en los desfiles “es importante porque pertenecemos a la población hondureña”.

Además, Montes le pidió a la juventud que no tenga miedo de ser quienes son

Los colectivos trans pusieron el color en el desfile con palillonas vestidas de rosado que marcharon bajo el sol ardiente mientras agitaban pompones blancos y de otros colores. 

Lxs miembrxs de Asociación Kukulcán cargaron enormes pancartas con mensajes antiodio, de visibilización para sus colectivos y de lucha en pro de una sociedad desprejuiciada.

Les tiran de todo

La mala nota del día ocurrió alrededor del mediodía, cuando representantes de las organizaciones de la diversidad sexual comenzaron a entrar al estadio Nacional de Tegucigalpa. 

A esa hora, desde las graderías, grupos de militantes antiderechos comenzaron a tirar bolsas de agua, botellas de refrescos, bolsas de basura y otros objetos contra las comitivas LGBTIQ+ mientras desfilaban alrededor de la cancha del estadio.

A pesar de los ataques de los reducidos grupos antiderechos, la mayoría de las y los presentes en el estadio aplaudieron y vitorearon a lxs miembrxs de las comitivas de la diversidad sexual que hicieron su entrada al estadio con orgullo y dignidad.

Las palillonas de las asociaciones trans de la capital continuaron su desfile sin inmutarse por los ataques de los grupos antiderechos que no lograron reducir el ánimo de las comitivas LGBT ni afear el evento de Independencia.

El equipo de Reportar sin Miedo intervino durante lo peor de los ataques antiderechos y les llamó la atención para que dejaran de lanzar objetos y gritar improperios en contra de los grupos diversos.

En resumen, podría decirse que fue mayor el apoyo brindado por el público que los actos vergonzosos en contra de las organizaciones LGBTIQ+ que tuvieron la valentía y el orgullo de desfilar en al celebración de los 201 años de Independencia de la patria.

Continue Reading

En Espanol

Mujeres trans de Honduras se unen en busca del cambio de nombre

USAID ha proveído asistencia técnica a los activistas

Published

on

Ilustración de activistas trans en Honduras (Cortesía de Reportar sin Miedo)

Reportar sin Miedo es el socio mediático del Washington Blade en Honduras. Esta nota salió en su sitio web el 24 de agosto.

TEGUCIGALPA, Honduras — Para recibir un taller de trabajo de incidencia en el cambio de nombre en Honduras, organizaciones trans del país, con acompañamiento técnico de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), acudieron a un hotel capitalino.

La directora de Asociación Feminista Trans (AFET), Viena Ávila, explicó que el programa incluye la iniciativa de la comitiva para tratar asuntos políticos y varios temas como la identidad de género, “puntualizando el reconocimiento legal de las personas trans en el Registro Nacional de las Personas”, agregó.

El taller es parte de los programas de Usaid que fortalecen la participación de grupos marginados en la gobernación a nivel local y nacional. Además influyen positivamente en otros sectores como la alimentación, la educación, el medioambiente y la salud.

Llevan tres meses de espera

Ávila confirmó que la comitiva trans se formó con apoyo de Unidos por la Justicia, un programa que contribuye a desarrollar las instituciones judiciales, de seguridad y de sociedad civil más efectivas y confiables.

Además, busca mejorar el acceso a justicia para las poblaciones más vulnerables: mujeres, personas con discapacidad, jóvenes, afrohondureños y comunidad LGBQI+.

“Es importante retomar las acciones, ya que hemos estado esperando más de tres meses que nos den una respuesta desde el acto de perdón”, dijo la directora de la Asociación Cozumel Trans, Rihanna Ferrera.

La activista afirmó que las organizaciones LGTB siguen esperando el procedimiento para hacer cambiar el nombre de las personas trans.

Ferrera agregó que la reunión fue “muy beligerante”.

“Hemos conformado una pequeña comitiva para darle seguimiento a este y otros temas que nos competen como organizaciones y personas trans, ya que somos parte de la sociedad hondureña”, dijo.

Según la miembra de la Asociación Muñecas de Arcoíris, JLo Córdova, las organizaciones están interesadas en que la sentencia se cumpla. “Como comunidad ya hemos entregado una propuesta a la comitiva. Solo está que avancen con esta propuesta. Ya estamos formando líderes también para ser voceros de la campaña del cambio de nombre en el país”.

Continue Reading

En Espanol

Diputada peruana y su esposa demandarán a Perú por negarse a reconocer su matrimonio

Susel Paredes se casó con Gracia Aljovín en Miami

Published

on

Susel Paredes y Gracia Aljovín durante una entrevista en televisión peruana (Foto de Latina.pe/cortesía de Susel Paredes)

LIMA, Perú — La diputada peruana del Partido Morado, Susel Paredes, y su esposa, Gracia Aljovín, anunciaron al Washington Blade que presentarán una demanda internacional contra el Estado de Perú por no reconocer su matrimonio celebrado en 2016 en Miami. 

La decisión la tomaron luego de un fallo del Tribunal Constitucional de ese país sudaméricano donde se les negó inscribir su vínculo legal en el extranjero. La pareja había presentado con anterioridad una solicitud para que el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), que fue negado en una reciente y homofóbica sentencia. 

En el máximo tribunal judicial peruano rechazó reconocer el matrimonio de ambas mujeres con cuatro votos, mientras que otros dos jueces aprobaron. El fallo señaló que los “elementos esenciales” del matrimonio en el Perú son: “ser una unión voluntaria” y “ser celebrado entre varón y mujer”. Y que en consecuencia, “no puede reconocerse en el Perú un derecho adquirido en el extranjero que colisione con esta noción”. Además de argumentar que no pueden reproducirse. 

Algunas organizaciones calificaron el fallo como anti-LGBTQ+ porque además establece que “las uniones homosexuales no son matrimonios, por lo que no es discriminatorio no reconocerlas como tales” y que el TC no puede “introducir el matrimonio igualitario por la ventana porque esta es labor del legislador”. Al mismo tiempo, aclaró que si el Congreso quiere introducir el matrimonio entre personas del mismo sexo en Perú, debe hacerlo mediante una reforma constitucional.

Paredes junto con lamentar la decisión del TC reconoció al Blade “fue una mala noticia que  yo ya esperaba. Sabíamos que esto iba a pasar porque no sólo soy activista y diputada, soy abogada, entonces sigo los criterios. Uno puede predecir lo que va a pasar con una sentencia cuando hay jueces predecibles. Estos jueces son predecibles”. 

“La verdad es que es indignante. Porque yo pago mis impuestos, vivo con mi compañera hace años, tenemos una familia. ¿Entonces, cómo es posible que nuestra familia sea negada en su existencia? porque nosotras existimos”, agregó Paredes desde su oficina parlamentaria.

La congresista dijo al Blade a través de una videollamada que “en primera instancia vamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La comisión debe evaluar si califica y si califica a favor nuestro va la corte y en la corte se vota y estoy seguro que vamos a ganar”. 

Perú es uno de los pocos países de Latinoamérica que no tiene ninguna legislación y derecho  a favor de las personas LGBTQ+. Actualmente hay un proyecto de matrimonio igualitario durmiendo hace años en la Comisión de Justicia del Congreso nacional, presentado por el ex diputado gay, Alberto de Belaunde.

Paredes consultada por el Blade sobre si la sentencia del TC podría retrasar la aprobación del matrimonio igualitario en Perú, Paredes respondió que “sin duda alguna la derecha va a utilizar —el fallo—, y sus fundamentos, pero sus fundamentos son muy frágiles”. 

Similar opinión tiene De Belaunde. “El Congreso usará de excusa esta sentencia para no legislar sobre este tema. Si sienten mucha presión mediática, buscarán una suerte de unión civil patrimonial, donde no se reconozca la existencia de una familia sino solo de un patrimonio compartido. Figura absolutamente insuficiente, y que no será aceptada por las comunidades LGBT+ pues es casi un insulto a nuestros reclamos de ser reconocidos como ciudadanos plenos”, sinceró el ex congresista. 

Para él “la sentencia no solo busca negar el reconocimiento de derechos, busca hacer daño. Contra lo que ha dicho anteriormente el Tribunal Constitucional, se busca desprestigiar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos señalando que no debe cumplirse con sus opiniones consultivas”.

“Es una sentencia mediocre —desconoce conceptos básicos de derecho internacional privado— pero no por ello menos dañina”, sentenció De Belaunde al Blade. 

Ambos activistas coincidieron en que el Congreso peruano tiene poca voluntad política para tramitar el proyecto de ley. 

“Se han aprobado leyes que se han presentado muy posteriormente a la fecha en que fue presentada la ley del matrimonio, que ha sido en octubre del año pasado. Hay una voluntad política de impedir si quiere que se discuta”, enfatizó Paredes al Blade.

La directora ejecutiva de Presentes, Pía Bravo, una agrupación de defensa de derechos LGBTQ+ en Perú dijo al Blade que tenían expectativas con que el fallo pudiera consagrar el primer reconocimiento legal para LGBTQ+. 

“El Tribunal Constitucional era una oportunidad que perdimos”, lamentó Bravo.

“Creo que es un retroceso bastante grande y es un retroceso que lamentablemente vamos a tener que seguir, que seguir enfrentando y viendo que otros caminos, que otras vías podemos encontrar para que finalmente se apruebe este derecho tan necesario”, sentenció la activista.

Continue Reading
Advertisement

Sign Up for Blade eBlasts

Advertisement

Follow Us @LosAngelesBlade

Advertisement

Popular