Connect with us

Noticias en Español

Elecciones en Chile: candidaturas LGBTQ irrumpen y ganan espacios

Ocho postulantes queer fueron electos para escribir la nueva Constitución

Published

on

Tomás Laibe (Foto cortesía de Tomás Laibe)

CONCEPCIÓN, Chile — Como un hecho histórico para los derechos de la diversidad sexual y de género calificaron los activistas y organizaciones LGBTQ, el resultado de las elecciones del pasado fin de semana en Chile, donde ocho postulantes abiertamente queer fueron electos para escribir la nueva Constitución de ese país latinoamericano.

Se trata de Jennifer Mella, Valentina Miranda, Bessy Gallardo, Pedro Muñoz, Javier Fuchslocher, Gaspar Domínguez, Rodrigo Rojas y Tomás Laibe, quienes representan el 5,2 por ciento del total de 155 escaños que formarán la Convención Constituyente.

“Si bien la representación de las disidencias sexuales sigue siendo baja, es un paso histórico contar con constituyentes que permitan instalar la urgencia de nuestras demandas, y promover el respeto y protección de los derechos de la población LGBTIQ+ en la nueva Constitución y en la sociedad. También será muy relevante el compromiso de las fuerzas feministas y progresistas respecto a estos temas y como observatorio estaremos atentas a esa discusión”, explicó la coordinadora de Les Constituyentes, Marion Stock, mediante un comunicado luego del conteo de votos.

Mientras que el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) calificó “como histórico que ocho personas abiertamente LGBTIQ+ hubiesen sido electas como constituyentes, en tanto ello permite que la rica diversidad de Chile tenga voz y voto en el proceso de transformaciones más importante enfrentado por el país”.

“Esperamos que la nueva Constitución garantice explícitamente la no discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género; así como por todas las categorías protegidas en la Ley Zamudio; y se reconozca la plena igualdad derechos para todas las personas, parejas y familias, sea cual sea su composición. Solo con ello, podrán eliminarse de una vez todas y cada una de las leyes y políticas públicas homo/transfóbicas que aún persisten en Chile”, comentó al respecto el portavoz del Movilh, Óscar Rementería.

Laibe, del Partido Socialista de Chile, quién fue elegido en la zona más austral de ese país indicó de hito cultural su arribo y el de otras siete personas LGBTQ a la convención que reemplazará la actual Constitución que la mayoría de los chilenos califica como ilegítima luego de ser impuesta en la dictadura militar de Augusto Pinochet.

“Creo que es un hito que, primero, hayamos tenido más de 40 candidaturas de la disidencia sexual a esta Convención Constitucional. Es un hito en la historia de Chile y probablemente va a marcar la pauta de lo que será el resto de las elecciones, que estoy seguro que vamos a tener más presencia”, afirmó el politólogo en conversación con Lo Que Queda del Día, de Cooperativa, un programa radial.

Agregó que “en el caso de nosotros, nos sentimos orgullosos, porque éramos la única candidatura disidente de la zona austral, donde estamos bien aislados y de repente somos mucho más conservadores que en el resto del país y no nos damos cuenta que en Santiago pasan cosas y que quizás hay un avance cultural que es muy distinto a lo que está pasando en las regiones”.

“Ha sido muy importante el clavar esta bandera, hablar de la disidencia sexual durante toda la campaña para tratar de visibilizar esta problemática que es parte, creo, del diagnóstico del estallido social: hay banderas que han estado escondidas, invisibilizadas, por mucho tiempo; hay personas que sienten la discriminación todos los días y que viven la desigualdad y los tratos discriminatorios en la educación, la salud, en el trabajo. Eso va a ser, sin duda, una de las luchas que vamos a tener que dar en la Convención Constitucional”, sentenció.

En las pasadas elecciones, no solo se eligieron constituyentes. También los chilenos votaron para elegir a sus nuevos representantes comunales y regionales. Donde también hubieron resultados positivos para la población LGBTQ.

El Los Angeles Blade conversó con Cristian Martínez, un activista LGBTQ que fue electo como concejal en la comuna de Molina, ubicada a 210 kilómetros al sur de Santiago, la capital chilena, que hace algunas semanas hizo noticia a nivel nacional debido a que un colegio de religión adventista difundiera texto abiertamente anti-LGBTQ a sus alumnos.

Martínez el pasado domingo pasó a la historia de su comuna al convertirse en el primer homosexual fuera del closet en ser elegido como autoridad en su tierra natal.

“Mi comuna y mi región, es rural y conservadora. Somos una zona de campo, sin embargo, se vive un proceso de cambio y eso quedo demostrado con que me hayan elegido a mi, una persona abiertamente homosexual como concejal, pero es más lento de lo que está pasando en las grandes ciudades, yo creo que aquí vamos mas lento respecto a la comunidad LGBTQ+ y particularmente de las personas trans, por lo tanto la visibilización es lo más importante” advirtió Martínez al Blade.

“Mientras los y las vecinas no conozcan a las personas trans, a las personas lesbianas, bisexuales, gays, intersexuales, etc., no van a tener como quererlas, respetarlas y acogerlas yo creo que visibilizarse es lo más importante y ahí hay que hacer un trabajo que vamos avanzando. Yo creo que hay una disponibilidad de mi comuna en avanzar en estos temas, pero el desafío es grande. Hay comunidades cristianas un poco más conservadoras que también ejercen una presión social en ciertos espacios, yo creo que eso se va ir revirtiendo a medida que vayamos visibilizando” concluyó el ahora concejal electo.

Martínez alertó al Blade que para los activistas LGBTQ era “súper importante participar en estas elecciones porque después del estallido social todos los activistas y las personas que participábamos de los movimientos sociales sentimos la responsabilidad y obligación de asumir responsabilidades de elección popular en las elecciones que se venían, en nuestros territorios, en nuestras comunas, en nuestros espacios”.

De esta forma, Chile deja atrás los prejuicios que señalaban a las personas LGBTQ como incompatibles para ejercer cargos públicos y con un camino pavimentado para seguir ganando espacios. Sobre todo en las próximas elecciones de noviembre cuando los chilenos vuelvan a las urnas para elegir presidente y miembros del Congreso.

Cristian Martínez (Foto cortesía de Cristian Martínez)

Continue Reading
Advertisement

Noticias en Español

Asesinan a Erika Tatiana 10 días después del discurso de odio de JOH contra personas LGBTQ en Honduras

La activista es la 4ta persona trans asesinada en el país este año

Published

on

Erika Tatiana (Imagen cortesía de Reportar Sin Miedo)

Reportar Sin Miedo es el socio mediático del Washington Blade en Honduras. Esta nota salió en su sitio web el 27 de septiembre.

SANTA ROSA DE COPÁN, Honduras — María hizo muchas llamadas, pero su hija, Erika Tatiana Martínez García, nunca le contestó. 

Desesperada por no saber de ella, fue a buscarla y la encontró muerta con heridas de arma blanca en su apartamento el domingo 26 de septiembre en horas de la tarde, relató a Reportar sin Miedo la madre de Tatiana.

Erika Tatiana, mejor conocida por su segundo nombre, tenía 32 años de edad y residía en la colonia Díaz Valenzuela, en Santa Rosa de Copán, en el occidente de Honduras. 

La víctima mortal tenía un pequeño negocio donde vendía bebidas y algunos alimentos a los clientes que llegaban en estado de embriaguez.

A la casa de Tatiana acudieron miembros de la Policía Nacional para acordonar el sitio donde yacía el cadáver. María quiere justicia para su hija, pero sabe que la mayoría de los crímenes quedan en la impunidad. “Si no se hace justicia acá, sé que el Señor lo hará. De Dios nadie se escapa”. Tatiana fue enterrada la tarde del lunes por sus familiares en Santa Rosa de Copán. 

Mientras tanto, elementos de la Dirección Policial de Investigación (DPI) procedieron a trabajar en las primeras pesquisas del caso. 

El vocero de la Policía Nacional de Honduras en el departamento de Copán, Gregorio Cornejo Campos, dijo que Tatiana falleció a causa de tres heridas producidas supuestamente por un puñal en el tórax y el cuello. 

“Hay mucha desinformación sobre las heridas y cómo se encontró el cuerpo, pero lo oficial que tenemos es que la mataron entre la noche del sábado y madrugada del domingo”, dijo a Reportar sin Miedo el vocero policial. 

Tatiana es la cuarta trans asesinada en Honduras en el 2021. Hasta la fecha, desde el transfemicidio de Vicky Hernández en 2009 han muerto 390 personas LGBTI en Honduras. 

Según el Observatorio de Muertes Violentas de la Red Lésbica Cattrachas, de los 17 casos de este año, 10 son de hombres gay, tres de mujeres lesbianas y cuatro de mujeres trans. 

La impunidad de los crímenes de odio contra las personas LGBTI+ en Honduras es de un 91 por ciento, revelan datos de la misma institución. 

Era activista nacionalista 

Según su madre, Tatiana era activista del Partido Nacional en Santa Rosa y acompañó a la institución política durante años en diferentes elecciones primarias y generales. 

El partido de gobierno del presidente Juan Orlando Hernández al que pertenecía Tatiana se ha pronunciado públicamente en contra de leyes que benefician en derechos a las personas LGBTIQ+ y mujeres, pero no por el asesinato de una de las líderes de sus bases. 

Además, el mandatario hondureño ha dicho públicamente su oposición a las propuestas a favor del derecho a decidir sobre el cuerpo de las mujeres y a los defensores de los territorios que se pronuncian contra las ciudades modelos o ZEDE. 

Un activista LGBTIQ+ nacionalista consultado por Reportar Sin Miedo dijo que los estatutos del Partido Nacional prohíben tocar el tema de la diversidad sexual y aborto.  Sin embargo, agregó el entrevistado, muchas personas diversas sexualmente que trabajan en la formación de las bases de la organización política reciben a diario un reconocimiento por parte de los grupos locales por su trabajo en la organización de la participación comunitaria y las estructuras del partido.

Honduras: organizaciones de la diversidad sexual denuncian a JOH por “discurso de odio”

Condenan crimen

La organización LGBTIQ+ Honduras Diversa realizó un pronunciamiento público con una imagen de Tatiana en la que incluyó un mensaje pidiendo justicia. 

“Hagamos oír nuestra voz, nuestro dolor y rabia, exigiendo al Ministerio Público y a los demás entes de investigación criminal en el país que realicen una investigación exhaustiva para que el asesinato de Tatiana no se sume al 91% de impunidad de los crímenes de odio de personas LGBTI+ en Honduras”, dice el comunicado. 

El director de Honduras Diversa, Néstor Hernández, condenó que los medios de comunicación no respetaran la identidad y expresión de género de Tatiana.

Hernández denunció que los medios locales y de circulación nacional colocaron el nombre con el que Tatiana aparece en sus documentos públicos y no su nombre asumido, ya que las personas trans no tienen ley de identidad de género en Honduras.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Honduras Diversa (@hondurasdiversa)

También las asociaciones diversas Arcoíris y Muñecas de Arcoíris realizaron un pronunciamiento público: “No más crímenes de odio contra nuestras hermanas, no más apología para nuestras colectivas”. 

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Casa Arcoiris (@arcoirishn)

Por su parte, el secretario de la Juventud del Partido Libre, Kevin Ramos, dijo en sus redes sociales: “Seguiremos en la lucha por la búsqueda de la justicia. La transfobia es una realidad y más viva que nunca”. 

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Asociacion Cepres (@asociacioncepres)

Honduras tiene una deuda pendiente con las personas trans 

Tatiana debería ser una de las personas LGBTIQ+ beneficiadas por la sentencia en el caso de Vicky Hernández. En cambio, se convierte en otra víctima de un crimen de odio.

El Estado de Honduras fue condenado el 28 de junio por la Corte IDH por el asesinato de la activista trans Vicky Hernández. La sentencia del caso obliga al país a crear protocolos y normativas para brindar, de forma expedita, identidad de género a las personas trans.

Sin embargo, hasta hoy el gobierno hondureño no ha cumplido ninguno de los mandatos de la Corte IDH incluidos en la sentencia del caso de Vicky. Al contrario, durante el período electoral ha afinado su discurso contra las personas de la diversidad sexual y mujeres, según denuncias de activistas. 

“Al investigar la vida y muerte de Vicky entendimos la falta de acceso a servicios básicos, las dificultades para conseguir empleo formal y las barreras legales para el cambio de nombre y reconocimiento de su identidad y expresión de género que sufren las personas trans. Vimos cómo una cultura persistente de impunidad ha impedido sancionar a quienes cometen crímenes transfóbicos, y cómo muchos gobiernos de la región han optado por ignorar esta realidad. Para hacerle justicia a Vicky hay que entender el modo en el que el sistema les falla a las mujeres trans y cómo se puede mejorar”, escribieron para el New York Times las abogadas Angelita Baeyens y Kacey Mordecai de la organización estadounidense Robert F. Kennedy Human Rights. 

El equipo legal del caso también contó con las abogadas hondureñas Astrid Ramos y Nadia Mejía, de la Red Lésbica Cattrachas.

La red es liderada por Indyra Mendoza, quien el 14 de septiembre fue nombrada junto con Claudia Spellman entre las 100 personas más influyentes del mundo, según la revista Time. 

Ambas mujeres diversas sexualmente son las primeras personas hondureñas que obtienen este reconocimiento internacional. 

Continue Reading

Noticias en Español

TransCuba trabaja para asistir a personas trans durante la epidemia de covid-19

Grupo brinda asistencia en todo el país

Published

on

Activistas de TransCuba (Foto cortesía de Facebook)

Tremenda Nota es el socio mediático del Los Angeles Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 24 de agosto.

LA HABANA — La Red TransCuba, la mayor organización que agrupa a personas trans en Cuba, realizó un taller la pasada semana con activistas y se mantiene trabajando en sus proyectos, a pesar de la epidemia de covid-19.

Desde el 19 de agosto y durante algunos días se reunió un pequeño grupo de activistas para debatir problemas que afectan a las personas trans, en particular referidos a la atención de salud. Según publicó la red en su página de Facebook, se discutieron las “insatisfacciones” con el acceso y la calidad de esos servicios.

Este lunes, el taller se dedicó a la situación de las personas trans seropositivas al VIH/Sida y trataron específicamente de la “adherencia” al tratamiento antirretroviral, de la prevención de salud en las comunidades y también se refirieron al acceso a servicios de orientación jurídica.

Angi Castillo Quiñones, una directiva de TransCuba, detalló que las reuniones están dedicadas a “empoderar a los representantes de cada grupo de trabajo de la red por municipios”.

La situación sanitaria derivada de la pandemia ha limitado el accionar de los distintos grupos de activistas en el país. El colectivo de TransCuba ha venido gestionado iniciativas acordes a esta nueva realidad, con el objetivo de brindar soporte a sus miembros para futuras acciones.

Castillo Quiñones dijo a Tremenda Nota que una de las principales líneas de trabajo de la red se enfoca en el posible impacto de la covid-19 en “poblaciones claves” de la comunidad trans, entre ellas, quienes viven con VIH/Sida.

“En todo el tiempo de la pandemia la red (TransCuba) no ha dejado de trabajar. Claro, no al 100 por ciento. Pero para mantener nuestro compromiso de acompañamiento y visualizarnos hemos montado un buró de entrega de condones, lubricantes, materiales de promoción y realizamos pruebas rápidas todos los días. Los fines semanas alternos hemos estado entregando estos insumos también en el Parque de la Fraternidad. Y, las provincias que pueden hacer algunas acciones según las restricciones, también tienen sus burós de acompañamiento”, agregó Castillo.

La situación económica de las personas trans ha empeorado durante la epidemia. Al respecto, la organización gestiona ayudas para quienes necesitan regresar a sus lugares de residencia. También distribuyen “módulos de alimentos y alimentos cocinados”.

Recientemente Malú Cano, coordinadora nacional de TransCuba, inició un proyecto para la atención de personas trans mayores de 40 años en situación de desventaja, “sin dejar atrás a nadie, pero con énfasis en ellos”. Según detalló a Tremenda Nota, “la iniciativa de elaborar alimentos para los grupos vulnerables de la red es posible gracias a una cotización mensualmente de los miembros”.

“Los fondos eran finitos pues era fondos de la membresía. Los proyectos de colaboración internacional no tienen presupuestos para esas ayudas, por lo menos los que tenemos nosotras”, explicó Castillo Quiñones.

De igual manera, la red ha estado colaborando con la donación de “insumos no perecederos y de acero” para la provincia de Holguín, una de las más afectadas por la covid-19, y antes de culminar el mes de agosto se proponen enviar ayuda a 32 personas trans de la ciudad de Matanzas.

“Hacemos todo a nuestro alcance y con la mejor disposición, pero el problema es nacional y en todas las poblaciones”, comentó la Castillo.

TransCuba enfatizó a Tremenda Nota que cualquier persona interesada en contribuir con estos proyectos puede ponerse en contacto la red a través de sus páginas en las redes sociales.

“Nosotras no tenemos personalidad jurídica todavía, por ende, radicamos en el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), pero las personas pueden comunicarse conmigo al +53 59922724 y con gusto lo que se pueda aportar lo estaremos entregando y dando los créditos en total transparencia”, concluyó Castillo Quiñones.

Continue Reading

Noticias en Español

‘Ser hombre va más allá de tener genitales’: Carlos y Niurka, una familia LGBTQ en Cuba

‘Yo vivo orgulloso’

Published

on

Carlos Hernández (Foto de María Lucía Expósito)

Tremenda Nota es el socio mediático del Los Angeles Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 27 de agosto.

LA HABANA — “Tengo muchísimas amistades que me llaman como Carlos, tengo otros allegados como mi familia que me aceptan, pero no se acomodan totalmente a la idea de que no es Diana, sino Carlos”, dice.

“Empecé en la transición hace tres años, siempre había tenido el deseo de estar bajo tratamiento. Comencé gracias a un grupo de amistades que tenía conexiones con la Cenesex (Centro Nacional de Educación Sexual). Hasta ahora he visto muchos cambios en mi cuerpo”, relata.

Carlos Hernández tiene 32 años y no tiene ningún problema con mencionar su nombre legal, aunque nadie se lo pregunte. El nombre antiguo está tan superado que no le preocupa mencionarlo.

Su mamá es la única que insiste en llamarlo Diana y le ha dicho que empezará a llamarlo Carlos cuando haya podido cambiar su nombre en el registro civil. Este argumento se lo inspira una transfobia agonizante, prácticamente derrotada. Ninguna institución tiene la facultad de hacer de Carlos un Carlos legítimo. Sin embargo, el Estado cree que tiene ese poder y para ejercerlo cuenta con oficinas, juristas, médicos, tribunales. Gente como la madre de Carlos, que no entiende bien que el género es otra norma, se excusa con esto.

“La última vez que insistí en buscar trabajo para el Estado me miraron de arriba a abajo cuando vieron mi carnet, me juzgaron por el tamaño”, cuenta Carlos. “Desistí y comencé a trabajar en el sector independiente y así nadie me reprime. Como trans, lo primero que yo desearía no es casarme como una Diana sino como un Carlos, cambiarme el nombre”.

Aunque el matrimonio parece la gran demanda de los colectivos LGBTIQ+ y ha sido el caballo de batalla del activismo, hay mucha gente como Carlos pensando más en derechos laborales o en el respeto al género de las personas trans. Hasta ahora, estos reclamos ni siquiera están en el gran debate público.

Cuando se aprobó el Código de Trabajo, en 2014, quienes legislaron decidieron que quedaba prohibido, a la hora de contratar, discriminar a nadie por su orientación sexual. Sin embargo, algunos diputados se negaron a incluir a la identidad de género en la lista de argumentos usados para descalificar a una persona que busca empleo. La ley entró en vigor con esa falta.

(Foto de María Lucía Expósito)

Carlos coordina una red de activistas afrodescendientes y vive con Niurka. Se conocen desde la adolescencia. Pasaron años desde que volvieron a verse decidieron tener una familia. Niurka tiene un hijo. Ha vivido como una mujer heterosexual. Insiste en que sigue siéndolo, aunque la transfobia general se empeñe en considerarla lesbiana.

“Nunca había tenido una relación con alguna otra mujer, de hecho me gustan los hombres. Por eso estoy con Carlos, porque él realmente lo es”, dice.

“Para mí ser hombre va más allá de tener genitales. Él tiene conceptos, principios y otras cualidades muy bonitas. Creo que debería ser un ejemplo para otros hombres”, opina.

“Luego del reencuentro, sin muchos rodeos, me aparecí en su casa con el niño y punto. Ya vamos para dos años de relación”, cuenta Niurka.

“El niño me dice tío, a veces me dice papá. Soy partidario de no imponer las cosas. Yo vivo orgulloso de esta familia”, dice Carlos y sonríe.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Follow Us @LosAngelesBlade

Sign Up for Blade eBlasts

Popular