Connect with us

En Espanol

Un hogar para jóvenes LGBTQ en abandono ya funciona en El Salvador

Hogar Santa Marta es proyecto de la Iglesia Episcopal Angelicana del país

Published

on

Hogar Santa Marta (Foto de Ernesto Valle por el Washington Blade)

SAN SALVADOR, El Salvador — La situación de las juventudes LGBTQ en El Salvador se caracteriza por la violencia en sus familias y comunidades, hasta el patrón de impunidad del sistema judicial. Esto hace que muchos huyan de sus casas o son expulsados de la misma, por no ser aceptados; por ello la necesidad que exista un refugio para apoyar a esta parte de la población vulnerada.

La Iglesia Episcopal Anglicana de El Salvador (IAES) en el año 2009 creó el Ministerio de Diversidad Sexual; el cual es una pastoral que reúne tanto a lesbianas, gays, bisexuales, personas trans, intersexuales, queer y más, como también aliados de la misma comunidad, volviéndose un espacio en el que todas y todos pueden vivir su fe, libres de discriminación.

Sin perder el enfoque y con la misión de acoger y brindar atención inmediata, integral y con calidez a jóvenes LGBTQ, que son víctimas de violencia intrafamiliar, expulsión de sus hogares y retorno migratorio, en agosto de este año el Hogar Santa Marta comenzó a funcionar. La iniciativa de este refugio surge desde el ministerio mencionado. En su experiencia pastoral, la IAES conoce la realidad que enfrenta este sector de la población que, por motivo de su orientación sexual, identidad y expresión de género son discriminadas en todos los ámbitos de su vida.

Para el obispo Juan David Alvarado de la IAES, este proyecto responde a las necesidades humanas, especialmente cuando hay tanta injusticia.

“Queremos dar como iglesia, una respuesta a las personas LGBTQ que han sufrido violaciones a sus derechos humanos”, menciona Alvarado, explicando además que se ofrece un hogar temporal, mientras los jóvenes buscan solución o desarrollan un plan de respuesta personal.

Hogar Santa Marta ha intervenido hasta la fecha varios casos de jóvenes LGBTQ, tres de estos se han recibido en el albergue y otros se han logrado resolver con la contención en el momento crítico.

“Nuestra primera opción es que las personas no necesariamente tengan que pasar por el abandono familiar, por ello se trata de lograr una conciliación con las familias”, esto para lograr que los jóvenes logren seguir con sus familias, explica Cruz Torres, coordinador del Ministerio de Diversidad Sexual de la IAES.

Hasta el momento el principal medio para que los jóvenes se pongan en contacto con el hogar, han sido las redes sociales del mismo, de esta manera el equipo técnico evalúa los casos y se encargan de determinar la manera de proceder ante cada uno de estos. Pues están dirigidos a atender víctimas de violencia, desplazamiento forzado y expulsión de sus hogares.

“Esta modalidad por redes ha sido adrede, para tener un crecimiento controlado y no tener una saturación inmediata”, menciona Eduardo Madrid, director del Hogar Santa Marta, al explicar que habían retrasado la apertura del hogar, porque este aún se encontraba en la adecuación para recibir a las juventudes que necesitan apoyo.

De acuerdo con Madrid, la psicóloga del hogar creó un protocolo para determinar el proceso a llevar con la persona que busque la ayuda. Cuando el equipo técnico establece el contacto con una persona, se genera un perfil y se toma nota de la situación que este vive, para luego pasarle el caso a ella y agende una entrevista.

“A través de una pequeña entrevista, podemos saber sus redes de apoyo, si tiene un resguardo o un lugar seguro”, de esta manera explica Helen Jacobo, psicóloga del Hogar Santa Marta, que es la manera en cómo elaboran los perfiles y se determinan las líneas de acción.

‘Me siento más completo y más seguro’

Carlos es un joven de 25 años, quien a causa de una serie de problemas que se desencadenaron al inicio de la pandemia, requirió del apoyo del hogar, “tuve que salir de mi casa por maltratos, insultos y golpes”, recuerda sobre la situación.

Llegar a un lugar seguro fue un alivio para él y aún más al saber que tendría mucho apoyo, “me han brinda muchos servicios como el apoyo psicosocial y muy pronto a encontrar un trabajo”, expresa con alegría Carlos.

En la primera etapa del proceso dentro del hogar, están el ofrecer resguardo y que no falten las debidas alimentaciones, terapia psicológica para lograr la contención por lo ocurrido y donación de artículos de primera necesidad.

“De mi parte estoy muy agradecido, hemos trabajado en nosotros mismos como persona”, asegura con una mirada que expresa felicidad y tras la mascarilla se refleja una sonrisa dibujada. Además, externó sentirse agradecido que le permitieran entrar con su mascota, pues al salir de casa la llevó consigo.

A pesar de ser un refugio creado desde un grupo de una iglesia, el tema de la religión no es una imposición, se da un acompañamiento espiritual pero no es obligatorio participar de él siempre, “si vos queres creer, crees; no te imponen la religión”, asegura Carlos.

“Me siento más completo y más seguro, ese ha sido el cambio más notorio que he podido tener”, alega de una manera positiva, porque asegura que debido al proceso que lleva, a aprendido a priorizar en él mismo.

De esta manera inician la segunda etapa del proceso dentro del hogar, empoderamiento en derechos, así lograr valorarse y saber defender sus derechos, también dentro de la misma está la reubicación sostenible, sensibilización con familia y creación de plan de vida.

En los tres meses transcurridos ya hay un caso dado de alta del hogar y que va avanzado en sus procesos; se trata de Alejandro de 23 años con el apoyo del equipo técnico del lugar, pudo encontrar un trabajo y un nuevo lugar donde vivir.

Él conoció del hogar gracias a un amigo que pertenece a la IAES, ayudó a exponer su caso y así se convirtió en el primer joven dentro del hogar.

“Aunque solo estuve un mes, sentí el apoyo necesario de todo el equipo”, expresa Alejandro.

Por ser el primer caso, se siente muy involucrado con el hogar, comentó que en sus primeras sesiones tuvo la oportunidad de proponer ideas sobre el abordaje de futuros casos y el hecho de que tanto el director, como la psicóloga le tomaran en cuenta, fue algo muy gratificante.

Ahora que ha logrado encontrar un trabajo, Alejandro pondrá todo de su parte para mantener la estabilidad, sobre todo apoyándose con el acompañamiento psicológico que el hogar aún le sigue brindando, esto como parte de la tercera etapa. El acompañamiento dura desde el ingreso hasta máximo un año; en alianza con ONGs, gobierno y empresa privada, se busca la manera que el joven que salga del hogar, no vuelta a tener un inconveniente que le ponga en riesgo.

Cada proceso es diferente, depende del caso de cada joven para determinar la manera del abordaje y como se va avanzando en el mismo; lo principal es asegurar que ellos estén en un espacio seguro, luego si se tienen actividades que se comparten, como generan una rutina de trabajo en equipo, recibir talleres de grupo y por medio de alianzas creadas los chicos pueden seguir fortaleciéndose y capacitándose.

Usuarios del Hogar Santa Marta (Foto de Ernesto Valle por el Washington Blade)

Alianzas estratégicas

Para realizar un trabajo integral, el Hogar Santa Marta ha realizado diversas alianzas estratégicas, una de ellas es con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de las Naciones Unidas, específicamente con el Proyecto Respuestas Integrales sobre Migración en Centro América. De esta manera pretenden encontrar sinergias desde el enfoque psicosocial que se da a la atención de las juventudes LGBTQ que se encuentra en vulnerabilidad.

Se espera que a través de diversos instrumentos que la OIM ya utiliza, puedan compartir un poco con el hogar.

“Algunos de los instrumentos que tienen, responden específicamente en temas psicológicos”, explica Helen.

De esta manera también esta iniciativa se ha puesto a la disposición de la OIM, para hacer mejoras en los instrumentos en cuanto se refiere a temas de diversidad sexual y esperan también recibir el apoyo para cuando tengan manejo de grupos, cuando el hogar tenga albergados a más jóvenes LGBTQ.

Por su parte la coordinadora del proyecto de la OIM esta muy interesada en dar seguimiento al trabajo del hogar y poder lograr una colaboración, tal como se ha logrado en el apoyo psicosocial con personas retornadas que pertenece a la población LGBTQ.

“También hemos logrado identificar otras posibles vinculaciones, a través de perfiles que se puedan vincular con oportunidades laborales”, expresó Rosalinda Solano, coordinadora nacional del proyecto de la OIM, sobre campos a explorar y otras posibles colaboraciones en conjunto con el hogar.

Desde que Solano conoció el proyecto, le pareció algo muy innovador y necesario que no se tenía en el país, por lo que cual espera que sirva de mucho para dar respuesta a algo que no se había hecho, “lleva un enfoque bastante integral, no solo es dar albergue”, agrega al referirse del trabajo que realiza el hogar.

El Salvador cuenta con otros dos refugios que son dirigidos a un sector específico de la población LGBTQ, Casa Trans de ASPIDH ARCOIRIS TRANS y Casa Refugio Karla Avelar de COMCAVIS TRANS, ambas más especializadas en casos de mujeres trans desplazadas. En el caso de Hogar Santa Marta, es el primer refugio creado desde una iglesia, dirigido para la juventud LGBTQ en condición de abandono.

De acuerdo con las palabras de Alvarado, el Hogar Santa Marta, surge con un enfoque técnico de manera integral, con atención a juventudes LGBTQ.

“Los jóvenes ven el hogar con mucha esperanza para una vida nueva”, expresó.

“Para lograr todo esto hemos tenido que hacer alianzas con organizaciones nacionales e internacionales, entre ellas OIM”, agrega Alvarado. Además agrega que están mejorando las instalaciones para poder recibir a más juventudes en abandono, pero para ello necesitan apoyo, por eso hace la invitación a buscar más información en las redes sociales del hogar, así saber cómo donar a esta causa.

En Facebook pueden encontrarles como Santa Marta LGBT y en Instagram como @santamartalgbt en donde encontraran el link de www.gofundme.com para hacer donaciones al hogar.

“Como iglesia, reconocemos la voz proféticas de las personas LGBTIQ+ y aceptamos el llamado de Dios para cuidar, orientar y guiar a todas las personas que enfrentan injusticia social”, finaliza Alvarado.  

Personal del Hogar Santa Marta se reúnen con representantes del la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de las Naciones Unidas. (Foto de Ernesto Valle por el Washington Blade photo by Ernesto Valle)
Continue Reading
Advertisement

En Espanol

Se acerca el referendo que debe aprobar o rechazar el Código de las Familias de Cuba

Se realizará el voto popular en septiembre

Published

on

Pegatina LGBTIQ+ en una calle de La Habana (Foto de María Lucía Expósito)

Tremenda Nota es el socio mediático del Washington Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 23 de junio.

LA HABANA — El próximo septiembre la ciudadanía cubana definirá en las urnas si el proyecto de Código de las familias será ley y las personas LGBTIQ+ tendrán finalmente acceso al matrimonio, a la adopción, a la fertilización asistida y a la gestación solidaria, entre otros derechos que beneficiarán a otros grupos sociales.

“Vamos a entrar en una etapa decisiva de todo el apoyo que necesitamos para lograr que los principios emancipadores, de igualdad y de inclusión que se defienden en el Código de las Familias sean realmente aprobados”, dijo el presidente Miguel Díaz-Canel, este miércoles, en una reunión con la comisión redactora del proyecto de ley.

El Código de la Familia ha tenido 25 versiones. La última fue presentada el pasado 6 de junio a Díaz-Canel y otros funcionarios.

Sin embargo, todavía no se conoce el contenido del texto que será sometido a referendo en una fecha no precisada de septiembre. Solo trascendió a la prensa oficial que los legisladores acordaron establecer más requisitos para la gestación solidaria.

Según informaron Granma y otros medios oficiales, Díaz-Canel advirtió que es necesario llegar a más personas para conseguir la aprobación del Código.

“Tenemos que seguir con la argumentación, el esclarecimiento y la concientización de la importancia del voto. Qué ganamos votando a favor del Código o qué perdemos si votamos en contra del Código, es una de las esencias que debemos continuar trabajando”, dijo.

A pesar de que las consultadas populares celebradas en todo el país entre febrero y abril, sugieren que el Código de las Familias cuenta con amplias simpatías, el gobierno también ha enfrentado la desaprobación oficial de varias iglesias cristianas que cuentan con una membresía de alrededor de medio millón de personas.

“Es momento de explicar cómo va a ser el referendo, cómo se votará, cuál es la pregunta que se hará, cómo se mide la validez del proceso para que las personas participen conscientemente”, observó también Díaz-Canel.

Hasta el momento no hay más información sobre la organización del referendo.

El proyecto de Código de las Familias será puesto a consideración de la Asamblea Nacional del Poder Popular en julio y ya estará listo para ser difundido en distintos formatos con vistas al referendo.

En las consultas populares realizadas hace pocos meses, participaron más de seis millones de personas. El gobierno informó que el 61.9 por ciento de las opiniones eran favorables al Código.

El proyecto de ley también ha sido rechazado por la mayoría de la oposición política, que en muchos casos ha evitado adoptar un discurso anti LGBTIQ+, y en la práctica solo desaprueba el Código por desconfianza hacia el gobierno.

Algunos opositores han denunciado que la noción de responsabilidad parental, que sustituye a la de patria potestad, podría ser usada por las autoridades para retirarles la custodia de sus hijos o amenazarlos con esa posibilidad. En Cuba no se ha reportado ninguna pérdida de la patria potestad por razones políticas.

Una parte significativa del activismo LGBTIQ+, por su parte, ha criticado el referendo por considerar, en coincidencia con organizaciones internacionales, que los derechos humanos de un grupo no deben someterse a la decisión de la mayoría.

Continue Reading

En Espanol

Matanzas, la capital cubana del Orgullo LGBTQ+

AfroAtenAs y otros grupos forman parte de ‘Matanzas, ciudad inclusiva’

Published

on

Rumba contra la transfobia y la homofobia (Foto cortesía de AfroAtenAs)

Tremenda Nota es el socio mediático del Washington Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 26 de junio.

MATANZAS, Cuba — En una extensa jornada que comenzó el 11 de junio y ha tenido su momento culminante este 26, la ciudad de Matanzas se convirtió en el foco principal de las celebraciones por el Mes del Orgullo LGBTIQ+ en Cuba.

El proyecto AfroAtenAs, junto a otros grupos como la Iglesia de la Comunidad Metropolitana y el “Dame la mano”, desarrollaron numerosas actividades, incluidas algunas comunitarias, que forman parte de una iniciativa con años de trabajo, denominada “Matanzas, ciudad inclusiva“.

Las actividades han sido muy diversas, y entre ella se cuentan ferias comunitarias, actividades deportivas y galas culturales que abordan la necesidad de espacios de inclusión para la comunidad LGBTIQ+.

La jornada abrió el 11 de junio con un taller de capacitación en materia de derechos humanos para activistas y grupos LGBTIQ+. El taller contó con dos conferencias que abordaron la Constitución cubana, el proyecto de Código de las Familias y otras leyes previstas en el cronograma legislativo de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El 18 de junio se realizó una recogida de desechos por el Día Internacional de los Océanos y una Olimpiada LGBTIQ+.

Para llegar a los niños y jóvenes proyectaron audiovisuales y también se presentaron 

artistas aficionados en diferentes espacios.

El 22 y 23 de junio se realizó la Fiesta Popular de San Juan y el 25 dedicaron la jornada a la no violencia hacia las mujeres y las niñas.

Este 26 de junio, en uno de los momentos más esperados por el activismo se realizó un pequeño desfile por las calles de Matanzas hasta la Plaza Vigía, bajo el lema de “Todos los derechos para todas las personas”.

Después del pasacalle, que fue acompañado por una rumba, hubo una feria de negocios locales con venta de artesanías, música en vivo, intercambio con activistas y promotores de salud, e incluso se promovió la adopción de animales si hogar.

En la tarde de este domingo, se celebró también una ceremonia interrreligiosa en defensa de las familias LGBTIQ+, que fue auspiciada por la Iglesia de la Comunidad Metropolitana. Para cerrar este amplio calendario de eventos, en la noche abrió sus puertas la Sala White con una gala dedicada a la negritud en la comunidad LGBTIQ+ cubana.

Yoelkis Torres, fundador de AfroAtenAs, comentó a Tremenda Nota que el programa fue muy bien acogido: “En todos los espacios las personas llegan, preguntan, se incorporan ¿cuándo es? ¿qué sucede? ¿cómo va a ser? ¿cuándo van a hacer más cosas?”.

Yoelkis explica que ocurrió “un debate serio y conflictivo” con las autoridades políticas y culturales para que fuera posible llegar a los espacios públicos de la ciudad y que estas jornadas pudieran realizarse en su plan original.

Desde 2018, AfroAtenAs desarrolla la campaña “Matanzas, ciudad inclusiva” para concientizar a la ciudadanía sobre las demandas de la comunidad LGBTIQ+. En ese mismo año comenzaron a utilizar el lema #TodosLosDerechosParaTodasLasPersonas en acciones de activismo realizadas durante el proceso de consulta y referendo de la Constitución que entró en vigor en 2019.

Más tarde, en 2021, iniciaron una nueva etapa de esta campaña para promover en Cuba el proyecto de Código de las Familias.

Los activistas del comité organizador de la campaña enviaron en abril de 2021 una misiva a Esteban Lazo Hernández, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y a otros funcionarios, en la que solicitaban que se tuvieran en cuenta las principales demandas de las personas LGBTIQ+ al momento de redactar la futura ley.

Continue Reading

En Espanol

Grupo LGBTQ+ en El Salvador homenajea a víctimas de crímenes de odio

Se realizó la ‘Plegaria Rosa’ de Asociación Entre Amigos el 18 de junio

Published

on

(Foto de Ernesto Valle por el Washington Blade)

SAN SALVADOR, El Salvador – Más de 600 personas de la población LGBTQ+ han sido asesinadas en El Salvador en los últimos 31 años; son casos de violencia sexual y física hacia esta población que aún continúan impunes. 

Por décimo año la organización LGBTQ+ Asociación Entre Amigos el 18 de junio se realizó la actividad denominada “Plegaria Rosa”, la cual tiene como objetivo homenajear a las víctimas por crímenes de odio y violaciones de derechos humanos debido a su orientación sexual e identidad de género. 

Esta vez el evento se realizó en el Teatro Municipal de Cámara Roque Dalton en la ciudad de San Salvador. Asistieron muchos activistas, amigos y familiares de víctimas que alzaron sus plegarias en memoria de aquellos que ya no están. 

William Hernández, director de la organización anfitriona, agradeció a todos los presentes por su voluntad de participar del acto con “las vibras y la energía de las personas que ya no están con nosotros, poder recordarles y mantenerles vivos en nuestra memoria”; también lamentó que no pudiera participar la doctora Ana Isabel Nieto, coordinadora del Programa Nacional de ITS/VIH/SIDA en el Ministerio de Salud, debido a que se encuentra fuera del país cumpliendo sus labores. 

“Estamos aquí porque no debemos permitir olvidarlos, porque no debemos permitir que más personas de nuestra comunidad formen parte de una fría estadística”, mencionó en el evento Joaquín Caseres, miembro de la Asociación Entre Amigos. 

Además, agregó que es importante que se sepa que esas personas victimas tienen rostro, y que sus familiares y amistades les siguen demostrando que están con ellos, con una solicitud de un minuto de aplauso se comenzó el homenaje de esa tarde. 

El acto conmemorativo estuvo a cargo del seminarista de la Iglesia Episcopal Anglicana de El Salvador (IAES) y coordinador del Ministerio de Diversidad Sexual de la misma, Cruz Edgardo Torres, quien con unas lecturas propias para el evento reflexionó para el público. 

“Estamos rodeados de una ideología de muerte en donde nuestra comunidad está frente al cañón, son nuestras vidas las que exigen sacrificio de las teologías odio, generadoras de muerte, que se plantean como defensoras de la vida y la familia”, alega enérgicamente en su mensaje el seminarista. 

También agregó que a muchas personas LGBTQ+ no les gusta utilizar la palabra comunidad al referirse al colectivo, pues no existe un sentimiento de unidad y por eso hay que trabajar en ello, “es nuestra responsabilidad con las personas que ya no están aquí”, agrega Torres. 

La técnica especialista del Ministerio de Cultura, Brenda Rosales, asistió por primera vez a la Plegaria Rosa, menciona que casi no conocía las actividades de las organizaciones LGBTQ+ en el país, pero que ahora que ahora como funcionaria pública, comprende muchas cosas que continúan siendo una “deuda histórica” con la población LGBTQ. 

“Me encantó esta actividad, porque es una conmemoración para aquellas personas que han fallecido a causa  del odio sin sentido; este evento refuerza la hermandad y solidaridad entre nosotros y nos da la fortaleza para seguir esta lucha por el respeto para todas y todos”, comentó Rosales al Washington Blade. 

El evento terminó con la participación del coro Acuarela Coral del licenciado Ángel Rivas, que con sus interpretaciones conmovieron a las personas asistentes. 

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Follow Us @LosAngelesBlade

Sign Up for Blade eBlasts

Popular