Connect with us

En Espanol

Ya celebran bodas LGBTQ+ en Cuba, aunque todavía no tengan reconocimiento legal

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana en la isla bendice matrimonios LGBTIQ+

Published

on

Jenifer Dueñas y Yordanis Contreras se casaron este 14 de febrero en la Iglesia e la Comunidad Metropolitana (Foto de Q de Cuir)

Tremenda Nota es el socio mediático del Washington Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 21 de febrero.

LA HABANA — La Iglesia de la Comunidad Metropolitana en Cuba (ICM) bendice matrimonios LGBTIQ+ mientras transcurre el debate público sobre el proyecto de Código de las Familias, la ley que finalmente legalizará estas uniones si la ciudadanía la aprueba en un referendo.  

La más reciente de estas bodas unió este 14 de febrero a la vicecoordinadora de la red TransCuba, Jenifer Dueñas, con Yordanis Contreras.

“La joven pareja fue acompañada en ese día especial por su familiares y amigues, quienes comparten el empeño de que pronto su unión se reconozca legalmente, y de que cada persona trans pueda dar el ‘Sí, acepto’ con el pleno reconocimiento legal de su nombre y su identidad de género”, informó la revista de activismo LGBTIQ+ Q de Cuir.

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) en Cuba señaló en una publicación de Facebook que “Dios abraza de manera especial el amor de esta joven pareja, y el amor de toda nuestra comunidad LBGTIQ+”.

Jenifer Dueñas es graduada de Economía, maquillista y activista trans. Actualmente, trabaja en una cafetería y no hace transformismo como hace un tiempo. Yordanis es ayudante de construcción.

Dueñas contó a Tremenda Nota que se conocieron en una fiesta hace un año atrás. Jenifer añadió que quieren tener una hija. La activista llegó ICM por invitación de la pastora Elaine Saralegui.

Para Jenifer, la familia nace en quien sienta cariño, respeto, preocupación o afecto por otra persona y no importa el número de miembros que la compongan ni sus características.

La activista declaró que, si se aprobara el proyecto de Código de las Familias, se casará por lo civil. Por ahora, está feliz de haber conseguido un matrimonio religioso.

“Por otra parte no me veo identificada con el Código, porque allí no hay nada dirigido, o que beneficie las personas trans. El nuevo Código está muy bien pensado, lo que sí necesitamos las personas trans es una ley de identidad de género“, comentó a Tremenda Nota.

En materia de activismo, ICM auspicia desde 2020, junto al Proyecto Abriendo Brechas de Colores (ABC), la campaña “Cristo ama mis colores” contra la violencia de los fundamentalismos religiosos.

Otra de las uniones bendecidas por ICM fue la de María Teresa y Olivia Beatriz, dos mujeres que en noviembre de 2021 formalizaron su relación en una ceremonia. Una oportunidad semejante aprovecharon Ada y Mercedes, “dos mujeres que se aman desde hace 12 años”, publicó ICM en su página de Facebook.

Celebrar matrimonios LGBTIQ+, aunque no sean reconocidos por el Estado, ha sido una herramienta ampliamente usada por el activismo en Cuba.

En fecha ya tan lejana como agosto de 2011, Ignacio Estrada, un hombre gay de 31 años, y Wendy Iriepa, una mujer trans de 37, firmaron el certificado de matrimonio en ceremonia civil que fue considerada por muchos como la primera boda LGBTIQ+ celebrada legalmente en el país.  

“Técnicamente no se trató de una boda entre personas del mismo sexo, algo que está prohibido en Cuba, y no generó interferencia alguna de las autoridades, porque Iriepa es legalmente una mujer, tras haber sido la primera persona en someterse a una operación de cambio de sexo en 2007”, aclaró Reuters.

En mayo de 2015, el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) impulsó una iniciativa en que se celebraron varias bodas simbólicas con el propósito de llamar la atención sobre la imposibilidad de celebrarlas de manera legal.

ICM ha sido la organización que más ha usado este recurso que se adelanta a la implementación del matrimonio LGBTIQ+, que tiene muchas posibilidades de legalizarse este año.

ICM comenzó su historia en Cuba al interior de la Primera Iglesia Bautista de Matanzas, donde surgió el grupo “Somos” para apoyar a las personas sexodiversas.

Fueron sumándose creyentes que venían de otras denominaciones cristianas, hasta que el grupo se convirtió en refugio para las personas que habían sido excluidas o marginadas por su identidad sexual o de género.

Tres años después de la creación de “Somos” viajó a Cuba Troy Perry, el obispo fundador de ICM, y reconoció en el proyecto cubano los mismos principios que profesaba su denominación. La Iglesia de la Comunidad Metropolitana se había fundado a finales de la década de 1960, en Estados Unidos, como parte del movimiento LGBTIQ+.

En su viaje, el reverendo Perry propuso que Cuba tuviera su propia ICM. De esa manera, el 20 de agosto de 2015 nació “Somos ICM” en la ciudad de Matanzas.  

Continue Reading
Advertisement

En Espanol

Diputada peruana y su esposa demandarán a Perú por negarse a reconocer su matrimonio

Susel Paredes se casó con Gracia Aljovín en Miami

Published

on

Susel Paredes y Gracia Aljovín durante una entrevista en televisión peruana (Foto de Latina.pe/cortesía de Susel Paredes)

LIMA, Perú — La diputada peruana del Partido Morado, Susel Paredes, y su esposa, Gracia Aljovín, anunciaron al Washington Blade que presentarán una demanda internacional contra el Estado de Perú por no reconocer su matrimonio celebrado en 2016 en Miami. 

La decisión la tomaron luego de un fallo del Tribunal Constitucional de ese país sudaméricano donde se les negó inscribir su vínculo legal en el extranjero. La pareja había presentado con anterioridad una solicitud para que el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), que fue negado en una reciente y homofóbica sentencia. 

En el máximo tribunal judicial peruano rechazó reconocer el matrimonio de ambas mujeres con cuatro votos, mientras que otros dos jueces aprobaron. El fallo señaló que los “elementos esenciales” del matrimonio en el Perú son: “ser una unión voluntaria” y “ser celebrado entre varón y mujer”. Y que en consecuencia, “no puede reconocerse en el Perú un derecho adquirido en el extranjero que colisione con esta noción”. Además de argumentar que no pueden reproducirse. 

Algunas organizaciones calificaron el fallo como anti-LGBTQ+ porque además establece que “las uniones homosexuales no son matrimonios, por lo que no es discriminatorio no reconocerlas como tales” y que el TC no puede “introducir el matrimonio igualitario por la ventana porque esta es labor del legislador”. Al mismo tiempo, aclaró que si el Congreso quiere introducir el matrimonio entre personas del mismo sexo en Perú, debe hacerlo mediante una reforma constitucional.

Paredes junto con lamentar la decisión del TC reconoció al Blade “fue una mala noticia que  yo ya esperaba. Sabíamos que esto iba a pasar porque no sólo soy activista y diputada, soy abogada, entonces sigo los criterios. Uno puede predecir lo que va a pasar con una sentencia cuando hay jueces predecibles. Estos jueces son predecibles”. 

“La verdad es que es indignante. Porque yo pago mis impuestos, vivo con mi compañera hace años, tenemos una familia. ¿Entonces, cómo es posible que nuestra familia sea negada en su existencia? porque nosotras existimos”, agregó Paredes desde su oficina parlamentaria.

La congresista dijo al Blade a través de una videollamada que “en primera instancia vamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La comisión debe evaluar si califica y si califica a favor nuestro va la corte y en la corte se vota y estoy seguro que vamos a ganar”. 

Perú es uno de los pocos países de Latinoamérica que no tiene ninguna legislación y derecho  a favor de las personas LGBTQ+. Actualmente hay un proyecto de matrimonio igualitario durmiendo hace años en la Comisión de Justicia del Congreso nacional, presentado por el ex diputado gay, Alberto de Belaunde.

Paredes consultada por el Blade sobre si la sentencia del TC podría retrasar la aprobación del matrimonio igualitario en Perú, Paredes respondió que “sin duda alguna la derecha va a utilizar —el fallo—, y sus fundamentos, pero sus fundamentos son muy frágiles”. 

Similar opinión tiene De Belaunde. “El Congreso usará de excusa esta sentencia para no legislar sobre este tema. Si sienten mucha presión mediática, buscarán una suerte de unión civil patrimonial, donde no se reconozca la existencia de una familia sino solo de un patrimonio compartido. Figura absolutamente insuficiente, y que no será aceptada por las comunidades LGBT+ pues es casi un insulto a nuestros reclamos de ser reconocidos como ciudadanos plenos”, sinceró el ex congresista. 

Para él “la sentencia no solo busca negar el reconocimiento de derechos, busca hacer daño. Contra lo que ha dicho anteriormente el Tribunal Constitucional, se busca desprestigiar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos señalando que no debe cumplirse con sus opiniones consultivas”.

“Es una sentencia mediocre —desconoce conceptos básicos de derecho internacional privado— pero no por ello menos dañina”, sentenció De Belaunde al Blade. 

Ambos activistas coincidieron en que el Congreso peruano tiene poca voluntad política para tramitar el proyecto de ley. 

“Se han aprobado leyes que se han presentado muy posteriormente a la fecha en que fue presentada la ley del matrimonio, que ha sido en octubre del año pasado. Hay una voluntad política de impedir si quiere que se discuta”, enfatizó Paredes al Blade.

La directora ejecutiva de Presentes, Pía Bravo, una agrupación de defensa de derechos LGBTQ+ en Perú dijo al Blade que tenían expectativas con que el fallo pudiera consagrar el primer reconocimiento legal para LGBTQ+. 

“El Tribunal Constitucional era una oportunidad que perdimos”, lamentó Bravo.

“Creo que es un retroceso bastante grande y es un retroceso que lamentablemente vamos a tener que seguir, que seguir enfrentando y viendo que otros caminos, que otras vías podemos encontrar para que finalmente se apruebe este derecho tan necesario”, sentenció la activista.

Continue Reading

En Espanol

Las personas no binarias hondureñas existimos y resistimos

Diego De León vive en Honduras

Published

on

Las personas no binarias hondureñas existen y resisten (Gráfica cortesía de Reportar sin Miedo)

Reportar sin Miedo es el socio mediático del Washington Blade en Honduras. Esta opinión escrita por Diego De León salió en su sitio web el 14 de julio.

TEGUCIGALPA, Honduras — Soy Diego De León, tengo 18 años y soy una persona trans, no binaria y hondureña.

Ser una persona no binaria en Honduras es vivir en una constante guerra contra esta sociedad patriarcal. 

El reconocerme y aceptarme como no binarie me ha traído burlas, acoso, rechazo, invalidación, agresiones verbales y físicas.

Todo esto me ha hecho resistir aún más y luchar en contra de esta sociedad patriarcal.

En Honduras, las personas no binarias (y LGBTIQA+) contamos con muy pocos espacios seguros, vivimos en la vulnerabilidad. 

La religión ha afectado grandemente en mi vida y en la vida de mis hermanes no binaries y LGBTIQA+, nos violenta y niega nuestros derechos humanos.

Una de mis mayores luchas es que el Estado reconozca mi existencia como persona no binaria, libre de estigma y discriminación. 

Al no contar con una ley de identidad de género, se me invalida constantemente y, por lo tanto, se niega mi propia existencia. 

Así como muches hermanes no binaries, queremos iniciar un tratamiento de reemplazo hormonal y este procedimiento se nos complica.

Las personas no binarias existimos y resistimos.

Continue Reading

En Espanol

Defensores LGBTQ+ de Cartagena se reunieron con primera jueza trans de EEUU

Victoria Kolakowski es originaria de California

Published

on

Victoria Kolakowki, la primera jueza trans estadounidense, izquierda. (Foto de OrgulloLGBT.co)

OrgulloLGBT.co es el socio mediático del Washington Blade en Colombia. Esta nota salió originalmente en su sitio web.

CARTAGENA, Colombia — Victoria Kolakowki es originaria de California en los Estados Unidos y es actualmemte la primera mujer transgénero es ser designada como jueza de los Estados Unidos, un importante avance para la inclusión de las personas transgéneros. 

Bajo el liderazgo de la Embajada de los Estados Unidos en Colombia, la jueza visitó la ciudad de Cartagena, y tuvo la oportunidad de reunirse con activistas LGBTI de diversas organizaciones de la ciudad que plantearon su preocupación frente a los altos índices de violencia contra la población sexo diversa.

Según datos de la organización Caribe Afirmativo en lo que va corrido del año 12 mujeres trans han sido asesinadas y se registran altos niveles de violencia contra este colectivo. 

“El deber del Estado es proteger a las personas, no importa la orientación, la identidad de género o la nacionalidad, todos tenemos derechos a vivir en paz, y el Estado colombiano debe garantizar los derechos humanos de las personas LGBTIQ”, aseguró la jueza Kolakowski. 

Esta programación que permitió debatir temas como las políticas públicas y los retos para combatir la discriminación, hace parte de la conmemoración del mes del orgullo LGBT que organiza cada año la Embajada de los Estados Unidos.

Desde Juventud Diversa Radio primer y único espacio LGBTIQ del caribe colombiano, estamos comprometidos con promover el respeto y crear conciencia para que la sociedad cartagenera respete la diversidad.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Follow Us @LosAngelesBlade

Sign Up for Blade eBlasts

Popular