Connect with us

En Espanol

El camino de resistencia LGBTQ+ que va del 11 de mayo de 2019 al 11 de julio de 2021

Participantes en las dos movilizaciones hablan con Tremenda Nota

Published

on

Analía Escalona y otras manifestantes trans el 11 de julio de 2021 (Foto cortesía de Tremenda Nota)

Tremenda Nota es el socio mediático del Washington Blade en Cuba. Esta nota escrito por Jansel Moreno salió en su sitio web el 22 de abril.

LA HABANA — Cuando Raúl, junto a un grupo de manifestantes de Regla y Guanabacoa, intentó cruzar el semáforo que divide esos municipios habaneros, un cordón policial le impidió el paso.

Era el 11 de julio de 2021, y desde hacía unas horas el país vivía la mayor ola de protestas en contra del gobierno en la historia de la Revolución Cubana. Ha pasado menos de un año, y la jornada se inscribe entre las mayores rebeliones populares ocurridas en el país.

El llamado 11J, Raúl, un joven de 22 años, estudiante y trabajador que solicitó ser identificado con este seudónimo, había iniciado la jornada como cualquier domingo. El día anterior fue a clases en la Universidad de La Habana y el día de las protestas quería visitar a su novio. 

Las imágenes de la manifestación en la ciudad de San Antonio de los Baños, la primera que ocurrió, cambiaron sus planes. Raúl se enteró de lo que sucedía por Facebook y se unió a otros 50 vecinos. Marcharon para denunciar la falta de medicamentos y comida, la dolarización de la economía que incentiva la migración, y tantos problemas.

Para Raúl, un hombre gay, era imposible no pensar también en la discriminación y en los derechos negados a la comunidad LGTBIQ+.

Raúl avanzó por las calles hasta que un cordón policial situado en mitad de la Vía Blanca, una de las principales carreteras del país, se interpuso en el camino. Los manifestantes cantaron el himno nacional y tuvieron fuerzas para levantarse, romper el cordón.

La comunidad LGTIBQ+ cubana participó en el 11J motivada por muchas de las razones que movilizaron al resto del país: la falta de libertad y la penuria económicas.

“La diferencia es que además traíamos unas demandas añadidas orientadas hacia nuestra sexualidad, identidad de género y los derechos que aún nos faltan”, expuso la periodista y activista Mel Herrera.

Muchas personas LGBTIQ+ protestaron por la falta de reconocimiento legal de sus uniones. Las mujeres trans reclamaron oportunidades laborales reales más allá del trabajo sexual. Otras personas se manifestaron contra la política de las instituciones públicas, que ignoran, señalan o reprimen cualquier forma de activismo no controlado por el Estado.

El 11J puso en evidencia el distanciamiento de los últimos años entre el estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) y muchas personas LGTBIQ+, que se sienten desatendidas por la institución.

Algunos que marcharon en el 11J ya lo habían hecho 2 años antes, el 11 de mayo de 2019, cuando el Cenesex canceló la tradicional Conga de la Diversidad. El incidente provocó una marcha realizada sin autorización, que terminó disuelta por la policía. Raúl estuvo allí y ahora, en el 11J, volvió a marchar.

Raúl creció escuchando historias de personas expulsadas de sus centros de trabajo o estudio por ser homosexuales en la década de 1970. De gente exiliada en 1980 por su identidad de género o su orientación sexual.

A los 17 años fue detenido, acusado de prostituirse. Dice que solo estaba con unos amigos hospital Calixto García, en La Habana. “Por pinchar mojones, maricón”, escuchó decir a los policías que se lo llevaron y le hicieron firmar un “acta de advertencia” sin presentar pruebas en su contra.

Desde ese momento, supo que la realidad es bien distinta al discurso oficial.  Después de romper el cordón policial el 11 de julio, Raúl acompañó la protesta hasta la sede del gobierno de Regla.

“Nunca imaginé ver tantas personas reunidas en la calle gritando ‘patria y vida’. Aunque ha pasado tiempo, creo que ninguno de nosotros ha vuelto a ser igual, está todavía la sensación de que en cualquier momento se puede repetir”, comenta.  

Desencanto con el Cenesex

En otra parte de La Habana, Mel Herrera también se unió a las protestas del 11J. Como periodista buscaba historias. Como manifestante exigía lo mismo que el resto de la población. Como mujer trans llevaba sus propias demandas. 

Con un vestido holgado y su pelo rizado recogido en un moño, atravesó todo Centro Habana a pie hasta llegar a Prado. Uno de sus motivos para manifestarse fue precisamente lo sucedido con la manifestación del 11 de mayo de 2019.

El desencanto creciente con el Cenesex también se explica por la decisión de las autoridades de eliminar el artículo 68 del proyecto de Constitución. La Carta Magna entró en vigor en 2019 sin matrimonio igualitario, una demanda central de los colectivos LGBTIQ+. La decisión de omitir el polémico artículo, fue atribuida por muchos activistas a la presión que hicieron al gobierno varias iglesias cristianas.

“Hay muchas personas que, incluso estando de acuerdo con la institución (el Cenesex), están desalentadas, cansadas de muchos años de espera, de promesas incumplidas”, afirma Herrera.

La marcha del 11 de mayo de 2019 marcó un antes y después para el activismo LGBTIQ+ y su relación con el Estado.

Ese día, “quedó demostrado que hay una gran parte de la comunidad LGTBIQ+ que no se siente ya representada, que no quiere seguir tutelada por una institución dirigida fundamentalmente por personas cisgénero y heterosexuales”, dice Herrera.

Aunque más recientemente el gobierno decidió incluir el matrimonio igualitario y otras reclamaciones del colectivo en la consulta popular sobre el nuevo Código de las Familias, muchas personas LGTBIQ+ cuestionan que sus derechos sean sometidos a una consulta popular.

Una labor a medias

Las reclamaciones de la comunidad LGTBIQ+ en el 11J pusieron en el centro de la discusión al Cenesex. El centro se fundó en 1988, tras décadas de hostilidad oficial a la diversidad sexual.

Al principio se enfocó en temas sanitarios y educativos pero desde 2000, tras el nombramiento como directora de Mariela Castro Espín, hija del expresidente Raúl Castro, el Cenesex empezó a promover los derechos de las personas LGBTIQ+.

En la comunidad LGBTIQ+, muchas personas admiten que la institución ha puesto en la discusión pública temas cruciales. Sin embargo, también critican que reproduce el funcionamiento vertical de otras instituciones estatales.

Cuando la marcha del 11 de mayo de 2019 fue convocada, Castro Espín respondió en sus redes sociales catalogando el incidente como un “show convocado desde Miami y Matanzas”.

Isbel Díaz Torres, escritor, activista ambientalista y por los derechos LGBTIQ+, vivió de cerca lo que puede significar alejarse del Cenesex.

En 2010, fue invitado a una capacitación sobre diversidad sexual y derechos humanos en el Cenesex, pero se fue percatando de que la intención de los encuentros era formar una organización afín a la institución.

“Tenían un grupo de mujeres lesbianas, otro de mujeres trans, y ahora querían uno de hombres gays y bisexuales”, explica el activista.

“Por más que insistimos en que no veíamos sentido en fundar una organización solo de hombres, ni por qué el Cenesex tendría poder de decisión sobre la misma, la presión de una funcionaria condujo a que se aceptaran tales limitaciones”, narra.

Tras su salida del grupo, ayudó a crear la organización independiente Proyecto Arcoíris. Ahí fue conoció lo que significa estar fuera del Cenesex. Arcoíris era un pequeño grupo que editaba un boletín y un blog. Se definía como anticapitalista.

“El asedió incluyó muchas llamadas telefónicas y ‘entrevistas’ que buscaban amedrentarnos. Todo ello salpicado por el sello de la homofobia, marca distintiva de la policía política en Cuba”, recuerda Díaz Torres.

Durante la Conga de 2016, 2 activistas del grupo llevaron un cartel que decía “NO MÁS VIOLENCIA POLICIAL CONTRA [email protected]“, en referencia a una reciente redada contra miembros de la comunidad LGBTIQ+. Ambos fueron molestados por agentes de la Seguridad del Estado, que acabaron arrebatándoles el cartel. Uno de ellos era Jimmy Roque, el novio de Díaz Torres.

En mayo de 2019, cuando el grupo decidió participar en la Conga no avalada por el Cenesex, Díaz Torres y su pareja fueron capturados durante 24 horas para impedirles tomar parte en la marcha.

En el 11J, Diaz Torres no pudo salir a las calles. Para entonces, ya vivía en el exilio. Ha estado bien pendiente, en solidaridad, con los manifestantes LGBTIQ+ que han sido condenados por participar en las protestas.

Uno de los casos más conocidos es Yoan de la Cruz, joven gay de San Antonio de los Baños, preso desde julio de 2021 y condenado a 6 años por «desorden público y desacato», según informó su familia.

Brenda Díaz García, una mujer trans, también ha sido procesada por su participación en las protestas de Güira de Melena, provincia de Artemisa. Ella fue acusada de “desórdenes públicos y sabotaje” supuestamente por lanzar piedras durante las protestas. Su familia niega la acusación.

En Cuba no existen protocolos de atención para las LGTBIQ+ privadas de libertad. Las personas trans son internadas según el género asignado al nacer y no según su género autopercibido. Díaz García lleva meses presa en un centro para hombres, informó un familiar.

La identidad de género, otra razón para marchar

En la ciudad de Holguín, Vivian se unió a las protestas del 11J. Al igual que Raúl, utiliza este seudónimo para protegerse de represalias.

“No podía quedarme en mi casa mientras todo el mundo estaba en la calle. No tiré piedras, solo grité y marché. Cuando la policía empezó a ponerse más pesada me fui. Bastante difícil lo tengo yo como para caer presa”, dice Vivian.

Es una mujer trans que se dedica al trabajo sexual.

“Yo estoy un poco cansada del ‘ahora sí y ahora no’ del gobierno”, comenta en relación con el matrimonio LGBTIQ+.

“Hace poco fue lo mismo con el tema de las escuelas”, agrega.

Se refiere a un programa de educación sexual que diseñó el Ministerio de Educación y finalmente no entró en vigor tras la presión de varios grupos cristianos.

Vivian comenzó su proceso de transición a los 17 años. La primera vez que usó una saya fue en un turno de educación física. El profesor la mandó de regreso a su casa. A la mañana siguiente recibió burlas y hostigamiento por parte de compañeros y profesores. Vivian no terminó su preuniversitario.

“Yo siempre quise ser maestra, pero aquello que me pasó en el ‘pre’ me cambió hasta mis sueños. Tuve que coger la calle, al final todas terminamos ahí. La casa era otro infierno, vivía sola con mi mamá y ella nunca me aceptó”, recuerda.

El trabajo sexual es una de las pocas opciones para las mujeres trans en Cuba. Solo algunas acceden a un trabajo estable, muchas veces como auxiliares de limpieza en centros de salud.

Yessica, una mujer trans de La Habana de 24 años quien pidió ser nombrada con este seudónimo, se manifestó el 11J en el municipio de Diez de Octubre.

Uno de los motivos que impulsaron a Yessica a manifestarse fueron sus dificultades para acceder al tratamiento hormonal que necesita pues el Cenesex solo proporciona una parte. “Las demás pastillas las tienes que buscar por tu cuenta”, dice.

La crisis económica que afecta al país, agravada por la pandemia, redujo la disponibilidad de medicamentos y obligó a personas trans a parar el proceso o buscar medicamentos alternativos.

Continue Reading
Advertisement

En Espanol

Se acerca el referendo que debe aprobar o rechazar el Código de las Familias de Cuba

Se realizará el voto popular en septiembre

Published

on

Pegatina LGBTIQ+ en una calle de La Habana (Foto de María Lucía Expósito)

Tremenda Nota es el socio mediático del Washington Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 23 de junio.

LA HABANA — El próximo septiembre la ciudadanía cubana definirá en las urnas si el proyecto de Código de las familias será ley y las personas LGBTIQ+ tendrán finalmente acceso al matrimonio, a la adopción, a la fertilización asistida y a la gestación solidaria, entre otros derechos que beneficiarán a otros grupos sociales.

“Vamos a entrar en una etapa decisiva de todo el apoyo que necesitamos para lograr que los principios emancipadores, de igualdad y de inclusión que se defienden en el Código de las Familias sean realmente aprobados”, dijo el presidente Miguel Díaz-Canel, este miércoles, en una reunión con la comisión redactora del proyecto de ley.

El Código de la Familia ha tenido 25 versiones. La última fue presentada el pasado 6 de junio a Díaz-Canel y otros funcionarios.

Sin embargo, todavía no se conoce el contenido del texto que será sometido a referendo en una fecha no precisada de septiembre. Solo trascendió a la prensa oficial que los legisladores acordaron establecer más requisitos para la gestación solidaria.

Según informaron Granma y otros medios oficiales, Díaz-Canel advirtió que es necesario llegar a más personas para conseguir la aprobación del Código.

“Tenemos que seguir con la argumentación, el esclarecimiento y la concientización de la importancia del voto. Qué ganamos votando a favor del Código o qué perdemos si votamos en contra del Código, es una de las esencias que debemos continuar trabajando”, dijo.

A pesar de que las consultadas populares celebradas en todo el país entre febrero y abril, sugieren que el Código de las Familias cuenta con amplias simpatías, el gobierno también ha enfrentado la desaprobación oficial de varias iglesias cristianas que cuentan con una membresía de alrededor de medio millón de personas.

“Es momento de explicar cómo va a ser el referendo, cómo se votará, cuál es la pregunta que se hará, cómo se mide la validez del proceso para que las personas participen conscientemente”, observó también Díaz-Canel.

Hasta el momento no hay más información sobre la organización del referendo.

El proyecto de Código de las Familias será puesto a consideración de la Asamblea Nacional del Poder Popular en julio y ya estará listo para ser difundido en distintos formatos con vistas al referendo.

En las consultas populares realizadas hace pocos meses, participaron más de seis millones de personas. El gobierno informó que el 61.9 por ciento de las opiniones eran favorables al Código.

El proyecto de ley también ha sido rechazado por la mayoría de la oposición política, que en muchos casos ha evitado adoptar un discurso anti LGBTIQ+, y en la práctica solo desaprueba el Código por desconfianza hacia el gobierno.

Algunos opositores han denunciado que la noción de responsabilidad parental, que sustituye a la de patria potestad, podría ser usada por las autoridades para retirarles la custodia de sus hijos o amenazarlos con esa posibilidad. En Cuba no se ha reportado ninguna pérdida de la patria potestad por razones políticas.

Una parte significativa del activismo LGBTIQ+, por su parte, ha criticado el referendo por considerar, en coincidencia con organizaciones internacionales, que los derechos humanos de un grupo no deben someterse a la decisión de la mayoría.

Continue Reading

En Espanol

Matanzas, la capital cubana del Orgullo LGBTQ+

AfroAtenAs y otros grupos forman parte de ‘Matanzas, ciudad inclusiva’

Published

on

Rumba contra la transfobia y la homofobia (Foto cortesía de AfroAtenAs)

Tremenda Nota es el socio mediático del Washington Blade en Cuba. Esta nota salió en su sitio web el 26 de junio.

MATANZAS, Cuba — En una extensa jornada que comenzó el 11 de junio y ha tenido su momento culminante este 26, la ciudad de Matanzas se convirtió en el foco principal de las celebraciones por el Mes del Orgullo LGBTIQ+ en Cuba.

El proyecto AfroAtenAs, junto a otros grupos como la Iglesia de la Comunidad Metropolitana y el “Dame la mano”, desarrollaron numerosas actividades, incluidas algunas comunitarias, que forman parte de una iniciativa con años de trabajo, denominada “Matanzas, ciudad inclusiva“.

Las actividades han sido muy diversas, y entre ella se cuentan ferias comunitarias, actividades deportivas y galas culturales que abordan la necesidad de espacios de inclusión para la comunidad LGBTIQ+.

La jornada abrió el 11 de junio con un taller de capacitación en materia de derechos humanos para activistas y grupos LGBTIQ+. El taller contó con dos conferencias que abordaron la Constitución cubana, el proyecto de Código de las Familias y otras leyes previstas en el cronograma legislativo de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El 18 de junio se realizó una recogida de desechos por el Día Internacional de los Océanos y una Olimpiada LGBTIQ+.

Para llegar a los niños y jóvenes proyectaron audiovisuales y también se presentaron 

artistas aficionados en diferentes espacios.

El 22 y 23 de junio se realizó la Fiesta Popular de San Juan y el 25 dedicaron la jornada a la no violencia hacia las mujeres y las niñas.

Este 26 de junio, en uno de los momentos más esperados por el activismo se realizó un pequeño desfile por las calles de Matanzas hasta la Plaza Vigía, bajo el lema de “Todos los derechos para todas las personas”.

Después del pasacalle, que fue acompañado por una rumba, hubo una feria de negocios locales con venta de artesanías, música en vivo, intercambio con activistas y promotores de salud, e incluso se promovió la adopción de animales si hogar.

En la tarde de este domingo, se celebró también una ceremonia interrreligiosa en defensa de las familias LGBTIQ+, que fue auspiciada por la Iglesia de la Comunidad Metropolitana. Para cerrar este amplio calendario de eventos, en la noche abrió sus puertas la Sala White con una gala dedicada a la negritud en la comunidad LGBTIQ+ cubana.

Yoelkis Torres, fundador de AfroAtenAs, comentó a Tremenda Nota que el programa fue muy bien acogido: “En todos los espacios las personas llegan, preguntan, se incorporan ¿cuándo es? ¿qué sucede? ¿cómo va a ser? ¿cuándo van a hacer más cosas?”.

Yoelkis explica que ocurrió “un debate serio y conflictivo” con las autoridades políticas y culturales para que fuera posible llegar a los espacios públicos de la ciudad y que estas jornadas pudieran realizarse en su plan original.

Desde 2018, AfroAtenAs desarrolla la campaña “Matanzas, ciudad inclusiva” para concientizar a la ciudadanía sobre las demandas de la comunidad LGBTIQ+. En ese mismo año comenzaron a utilizar el lema #TodosLosDerechosParaTodasLasPersonas en acciones de activismo realizadas durante el proceso de consulta y referendo de la Constitución que entró en vigor en 2019.

Más tarde, en 2021, iniciaron una nueva etapa de esta campaña para promover en Cuba el proyecto de Código de las Familias.

Los activistas del comité organizador de la campaña enviaron en abril de 2021 una misiva a Esteban Lazo Hernández, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y a otros funcionarios, en la que solicitaban que se tuvieran en cuenta las principales demandas de las personas LGBTIQ+ al momento de redactar la futura ley.

Continue Reading

En Espanol

Grupo LGBTQ+ en El Salvador homenajea a víctimas de crímenes de odio

Se realizó la ‘Plegaria Rosa’ de Asociación Entre Amigos el 18 de junio

Published

on

(Foto de Ernesto Valle por el Washington Blade)

SAN SALVADOR, El Salvador – Más de 600 personas de la población LGBTQ+ han sido asesinadas en El Salvador en los últimos 31 años; son casos de violencia sexual y física hacia esta población que aún continúan impunes. 

Por décimo año la organización LGBTQ+ Asociación Entre Amigos el 18 de junio se realizó la actividad denominada “Plegaria Rosa”, la cual tiene como objetivo homenajear a las víctimas por crímenes de odio y violaciones de derechos humanos debido a su orientación sexual e identidad de género. 

Esta vez el evento se realizó en el Teatro Municipal de Cámara Roque Dalton en la ciudad de San Salvador. Asistieron muchos activistas, amigos y familiares de víctimas que alzaron sus plegarias en memoria de aquellos que ya no están. 

William Hernández, director de la organización anfitriona, agradeció a todos los presentes por su voluntad de participar del acto con “las vibras y la energía de las personas que ya no están con nosotros, poder recordarles y mantenerles vivos en nuestra memoria”; también lamentó que no pudiera participar la doctora Ana Isabel Nieto, coordinadora del Programa Nacional de ITS/VIH/SIDA en el Ministerio de Salud, debido a que se encuentra fuera del país cumpliendo sus labores. 

“Estamos aquí porque no debemos permitir olvidarlos, porque no debemos permitir que más personas de nuestra comunidad formen parte de una fría estadística”, mencionó en el evento Joaquín Caseres, miembro de la Asociación Entre Amigos. 

Además, agregó que es importante que se sepa que esas personas victimas tienen rostro, y que sus familiares y amistades les siguen demostrando que están con ellos, con una solicitud de un minuto de aplauso se comenzó el homenaje de esa tarde. 

El acto conmemorativo estuvo a cargo del seminarista de la Iglesia Episcopal Anglicana de El Salvador (IAES) y coordinador del Ministerio de Diversidad Sexual de la misma, Cruz Edgardo Torres, quien con unas lecturas propias para el evento reflexionó para el público. 

“Estamos rodeados de una ideología de muerte en donde nuestra comunidad está frente al cañón, son nuestras vidas las que exigen sacrificio de las teologías odio, generadoras de muerte, que se plantean como defensoras de la vida y la familia”, alega enérgicamente en su mensaje el seminarista. 

También agregó que a muchas personas LGBTQ+ no les gusta utilizar la palabra comunidad al referirse al colectivo, pues no existe un sentimiento de unidad y por eso hay que trabajar en ello, “es nuestra responsabilidad con las personas que ya no están aquí”, agrega Torres. 

La técnica especialista del Ministerio de Cultura, Brenda Rosales, asistió por primera vez a la Plegaria Rosa, menciona que casi no conocía las actividades de las organizaciones LGBTQ+ en el país, pero que ahora que ahora como funcionaria pública, comprende muchas cosas que continúan siendo una “deuda histórica” con la población LGBTQ. 

“Me encantó esta actividad, porque es una conmemoración para aquellas personas que han fallecido a causa  del odio sin sentido; este evento refuerza la hermandad y solidaridad entre nosotros y nos da la fortaleza para seguir esta lucha por el respeto para todas y todos”, comentó Rosales al Washington Blade. 

El evento terminó con la participación del coro Acuarela Coral del licenciado Ángel Rivas, que con sus interpretaciones conmovieron a las personas asistentes. 

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Follow Us @LosAngelesBlade

Sign Up for Blade eBlasts

Popular